La reforma de telecomunicaciones ha comenzado a ofrecer beneficios tangibles para el bolsillo del consumidor y en la calidad del servicio que éstos reciben, pero también es cierto que la iniciativa cobija contradicciones como impuestos inaceptables que deberían obligar al IFT y al legislativo a repensar algunas políticas públicas, y entonces llevar a la reforma a una segunda fase .

Daniel Bernal, director adjunto de asuntos regulatorios de América Móvil, y Miguel Calderón, vicepresidente de asuntos regulatorios de Telefónica en México, coincidieron en que gravámenes como el IEPS a los servicios de telecomunicaciones no hacen más que restar al usuario su capacidad de acceso a servicios y a las operadoras a captar menos ingresos.

NOTICIA: Telcel y Movistar chocan por temas de competencia

Pero sobre todo que es el erario mexicano el que más pierde, porque se puede captar más dinero por demanda de servicios, que por impuestos, aseguraron los representantes de Movistar y de Telcel.

Por IVA -por uso de servicios de valor agregado-, el fisco hubiera ganado más dinero que por los impuestos por IEPS y entonces buscar una mejor competencia en este mercado nos beneficia a todos , comentó Miguel Calderón, de Telefónica Movistar.

A gravámenes como el IEPS, del 3% que se fija en México, debe sumarse el factor de que el espectro es caro en el país para las operadoras que estén interesadas en participar en subastas para explotarlo, pues el Estado prefiere obtener más ingresos por la licitación, que por los pagos futuros de derechos.

Miguel Calderón sostuvo que Telefónica Movistar ha invertido al menos 13,000 millones de dólares en sus veinte años de operación en México, mientras que todos los operadores invirtieron 81,000 millones en América Latina entre el 2007 y 2013, y se perfila que la cifra de inversiones se eleve a 193,000 millones de dólares hacia el año 2020.

NOTICIA: Pese a prácticas desleales, MVNO ven potencial de mercado

El dinero existe; el dinero hay. Para los años 2014 a 2020 se invertirán 193,000 millones de dólares, el doble. ¿Quién se va a llevar ese dinero? , afirmó Miguel Calderón al respecto de que la reforma mexicana debe repensarse en algunos rubros para aprovechar de mejor manera las inversiones.

Para Daniel Bernal, de América Móvil, es positivo que el regulador en México aliste próximas subastas de espectro radioeléctrico para servicios 4G LTE, como las bandas de 1.7 y de 2.5 GHz, pero también insistió en que existen frenos que cortan las aspiraciones de generar una mayor competencia y calidad de servicio con la reforma de telecomunicaciones.

El nivel de espectro es bien importante que se resuelva. Creemos que son positivos los anuncios sobre el 1.7 y 2.5 GHz. Vemos por otro lado que ciertas políticas de mercado no van alineadas con esas aspiraciones , dijo Daniel Bernal en el Mexican Telecom Forum en una mesa moderada por la agencia Mediatelecom.

Daniel Bernal comentó que gravámenes como el IEPS y otras políticas regulatorias desaniman a los operadores a llevar cobertura a regiones apartadas y que además existen otros retos como la inseguridad que se deben contemplar en algunas regiones del país.

NOTICIA: México aún puede equilibrar su mercado telecom: AT&T

El ejecutivo de América Móvil consintió que la reforma de telecomunicaciones ha generado interés con la entrada de AT&T al país y con esa empresa, un portafolio de inversiones que propicia la competencia y lanzó entonces un comentario a Movistar:

La única forma de competir es invirtiendo y para competir y ganar se tiene que invertir en mejores equipos, mejor red. AT&T ha hecho anuncios muy importantes de inversión y América Móvil también. Estamos expectantes precisamente de qué hará telefónica para generar competencia. Se debe tener acceso al mejor servicio pero no por imposición de la ley o por mandato. Para generar competencia se requiere infraestructura y tecnología, para así ver quién se va a ganar al usuario .

Miguel Calderón respondió al de América Móvil que Movistar ha invertido continuamente en México y que la reforma empieza a arrojar resultados, pero que aumentarán conforme se replanteen los beneficios y afectaciones de políticas como el IEPS.

Cada realidad es distinta. La realidad mexicana es otra. Se debe mantener la regulación necesaria y la realidad es que llevamos veinte años aquí y apenas estamos viendo lejana la luz al fondo. Un error sería regresar , comentó Miguel Calderón, en el sentido de que ahora el IFT analiza evaluar las regulaciones de preponderancia que pesan sobre Telcel.

Vemos que (la reforma) debe entrar a una segunda fase. Regular bien a donde se tenga que regular. Las características del mercado mexicano son tan específicas, que la reforma no está exenta de deficiencias, pero ya se cumplió el cometido de mover a la industria con la entrada de un tercer operador grande. Regular donde tienes que regular y en todo caso, desregular donde se tiene que desregular para generar competencia , cerró Víctor Pavón Villamayor, de Oxford Competition Economics.

nicolas.lucas@eleconomista.mx

mac