Chile puede ser un buen referente para impulsar más la minería en México y para establecer sinergias entre ambos países, con el objetivo de incrementar el grado de tecnología y de valor agregado en ese sector, afirmó el gobierno de la nación sudamericana.

Es necesario ser poco burocrático para atraer inversiones y establecer reglas claras en materia de tributación y de excedentes , dijo Germán Guerrero, embajador de Chile en México, entrevistado por El Economista.

Chile ha desarrollado desde hace una década un fondo de compensación nutrido con el alza de los precios del cobre para cuando éstos caen a nivel mundial, lo que le ha dado estabilidad a sus finanzas públicas.

Recientemente, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) de Chile, Alberto Salas, afirmó que entre el 2005 y el 2009, la minería pública y privada contribuyó con 48,000 millones de dólares a los ingresos del Estado, y estimó que del 2010 al 2014 esa cifra agregará otros 45,000 millones.

También lleva siete años operando otro fondo, al cual se le inyectan recursos con un royalty que se les cobra a las empresas mineras con el propósito de elevar el nivel tecnológico y el valor agregado de la minería, así como para enfrentar los efectos del terremoto que sacudió al país a finales de febrero.

Chile podría recaudar más de 1,000 millones de dólares con la aplicación de esta regalía al sector minero, si los precios de las materias primas siguen altos, según estimaciones de Laurence Golborne, ministro de Minería de Chile.

El tema es qué va a hacer Chile el día que se acabe el cobre -dijo el embajador Guerrero-. En función de esa premisa, es que ha decidido destinar lo recaudado a través del royalty a proyectos y estudios en innovación .

Otro aspecto que destacó el Embajador es el nivel de transparencia con que opera la minería chilena; los bajos niveles de corrupción, y una cultura tributaria que comenzó a formarse desde 1955.

Empresas mineras chilenas ofrecen una amplia gama de productos y servicios, que van desde martillos de perforación, embobinados para motores, ascensores y contenedores para líquidos y finos, los cuales serán presentados en el encuentro empresarial México-Chile en el Distrito Federal, del 14 al 16 de junio.

rmorales@eleconomista.com.mx