La Secretaría de Turismo (Sectur) alista una actualización de la Norma Oficial Mexicana (NOM 011) enfocada en los servicios que se ofrecen en el segmento de viajeros de aventura y/o naturaleza, respetando el entorno y el patrimonio cultural, con lo cual se busca generar mayor seguridad física, certeza jurídica e incentivar la existencia de operadoras de servicios turísticos.

“Lo que se espera lograr con la regulación propuesta es garantizar la seguridad de los turistas o usuarios que acuden a realizar las actividades relacionadas, toda vez que al ser más frecuente la demanda y oferta de este tipo de servicios, se dejan de lado estándares de seguridad esenciales para prevenir cualquier tipo de incidente que pongan en peligro al turista o usuario, al tiempo que se busca fortalecer la calidad de los servicios que se ofrecen”, explica la dependencia.

La norma vigente fue publicada en el 2002 y debió ser actualizada cinco años después, lo que no ha ocurrido a la fecha y es uno de los temas que busca dejar resuelto el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, antes de que concluya su gestión el última día de noviembre, de tal manera que atienda los requerimientos de la Ley General de Turismo y su reglamento.

Entre los servicios que se busca tener mayor seguridad están los recorridos acrobáticos en altura, que son actividades en las que el turista o usuario utiliza equipamiento, instalaciones e infraestructura que lo eleva a más de 1.80 metros sobre el nivel de referencia y donde es indispensable el uso de equipo de protección individual y colectivo, como es el caso de las tirolesas.

OPERADORES TURÍSTICOS

De acuerdo a la nueva norma, la operadora de servicios turísticos de turismo de aventura y/o naturaleza, denominada OSTAN, deberán estar incluidos en el Registro Nacional de Turismo y contar con un contrato de seguro vigente y con su comprobante de póliza pagada que cubra por concepto de accidente: muerte, pérdida de órganos y reembolso de gastos médicos, durante la prestación del servicio, ya sea eventual, parcial o total, celebrado con una compañía aseguradora debidamente autorizada y supervisada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Los montos mínimos de cobertura para los seguros referidos deben ser: muerte accidental, 150,000 pesos por persona, pérdidas orgánicas, 150,000 pesos por persona y reembolso de gastos médicos de 75,000 pesos por persona.

La NOM ahora establece que el operador debe contar con una bitácora de operación de cada una de las actividades y recorridos realizados, en la que debe asentarse: el número de turistas o usuarios identificando hombres, mujeres, personas con discapacidad, adultos mayores, menores de edad, hora de inicio de actividad, inducción de plática introductoria y quien la imparte (guía, instructor, monitor o consejero), lugar del recorrido, actividad realizada o el número de equipo requerido para la actividad.

[email protected]