De aprobarse la reforma laboral en el Senado, México tendría un ascenso entre 8 y 15 posiciones en competitividad internacional en el Foro Económico Internacional, sin embargo, todavía sería insuficiente para colocarnos dentro de las economías más competitivas del mundo , por lo que se requieren ajustes adicionales, advierte el sector privado.

Al hacer un análisis el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) destaca que los cambios a la Ley Federal del Trabajo son necesarios pero no suficientes, así que el país requiere de cambios como un fuerte estado de derecho, seguridad sobre los derechos de propiedad, un mayor nivel educativo y seguridad pública, así como una reforma hacendaria integral.

De acuerdo con los ponderadores del World Economic Forum (Foro Económico Mundial, WEF por sus siglas en inglés), el CEESP estima, los lugares que podrían ganarse suponiendo tres escenarios en cuanto a la mejora en la percepción de los agentes económicos, tomando en cuenta que el Índice Mundial de Competitividad se integra de 12 pilares, dentro de los cuales el séptimo es el que se refiere al mercado laboral.

Los efectos de la reforma podrían propiciar un aumento de 15%, 30% y 50% en la calificación de los diferentes conceptos que integran el rubro de eficiencia del mercado laboral. Los resultados indican que con un aumento de 15% en la calificación de los rubros del sector

laboral, México podría ubicarse en el lugar 45 del ranking de competitividad mundial, es decir, 8 escalones por arriba de su posición actual (53), ocupando el lugar que ostenta Brasil , refiere.

Con incrementos de 30% y 50% en la calificación de los componentes del sector laboral, México lograría ubicarse en los lugares 42 o 38, lo que representa una ganancia de 11 y 15 posiciones, respectivamente.

De concretarse estos avances, una mejora en el mercado de trabajo tendría por sí sola, una importante incidencia en los niveles de competitividad del país. Sin embargo, todavía sería insuficiente para colocarnos dentro de las economías más competitivas del mundo , insiste el sector privado.

De esta forma, el organismo privado aglutinado en el CCE advierte que abatir la corrupción, crimen, robo, burocracia, nulo financiamiento, otros aspectos importantes que se consideran como los principales factores que limitan un mejor ambiente de negocios, se lograría un entorno facilitaría a México ubicarse dentro de los 20 países con mayor competitividad.

[email protected]

klm