El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Zárate, estimó que la eventual reforma energética permitirá que la inversión pública y privada, en infraestructura, durante el presente sexenio alcance los 40 billones de pesos, el doble de la estimada hasta el momento.

Hay condiciones para impulsar el sector de infraestructura. Se debe encontrar un mecanismo que permita avanzar, por ejemplo, en la exploración, refinación de petróleo o transportación, aunque debemos esperar a conocer cuál es el modelo que se desarrolle para nuestro país , declaró en conferencia de prensa.

En las últimas semanas, el gobierno federal ha expresado que dicho tema tiene carácter prioritario en su gestión, lo cual ha sido bien recibido por el sector privado del país. Por ello, el líder de los constructores se reunirá próximamente con directivos de Pemex, en donde existen candados que limitan la participación extranjera y que debieran ser abiertos para potenciar el desarrollo del país preservando su soberanía.

Anteriormente tuvo encuentros en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Comisión Nacional de Agua y la Comisión Federal de Electricidad, con la intención de conocer directamente los proyectos en los que pudieran participar sus 10,000 asociados.

El sector energético es atractivo. En el Golfo de México hay empresas de mucha capacidad que podrían estar trabajando al doble si existiera mayor inversión , consideró Zárate.

APPS, UNA PRIORIDAD

Para el titular de CMIC, es el momento de echar a volar la construcción del país con el apoyo de la Ley de Asociaciones Público Privadas, sobre todo porque su maduración no será inmediata y la búsqueda de los financiamientos lleva su tipo.

Además, los constructores han insistido en que la visión gubernamental debe tener un enfoque de largo plazo, con presupuestos multianuales incluidos.

Sabemos que la reforma hacendaria también nos ayudará a crecer , comentó. A la fecha, 40% de la inversión del sector es pública, participación que se podría disminuir con recursos privados.

En el encuentro con medios, Zárate reiteró que si existe voluntad política se podrá tener un avance relevante en los objetivos planteados de infraestructura: aeropuertos, puertos y centros penitenciarios, por ejemplo.

Es importante que se terminen las obras que se contemplen en el sexenio. Las obras que se arranquen se deben continuar. Hay que apostar a darles seguimiento y a reactivar el Consejo Nacional de Infraestructura, que ayudaría a dar seguimiento puntual de los mismos , agregó.

Alerta la CMIC

EN RIESGO, 2,000 CONSTRUCTORES PEQUEÑOS ANTE IMPAGO DE GOBIERNOS LOCALES

Los adeudos de estados y municipios al sector de la construcción son cercanos a los 5,000 millones de pesos, lo cual pone en riesgo que unas 2,000 micro y pequeñas empresas deban cerrar, dijo el presidente de CMIC, Luis Zárate.

No tenemos ahora los datos precisos, pero se trata de una situación grave y que nos preocupa. En los últimos seis meses, me he reunido con los gobernadores del país pidiéndoles que nos ayuden, que paguen lo que deben , comentó.

El empresario rechazó ofrecer una lista de las entidades con las que tienen problemas, porque sería injusto y además es público quién enfrenta complicaciones en ese sentido .

En los encuentros con los mandatarios se les ha sugerido que busquen alternativas de financiamiento para hacer frente a los adeudos.

Les decimos que deben conseguir el dinero, porque nuestras empresas también deben realizar sus pagos de maquinaria, de mano de obra o de combustible. Además, representamos una fuente de ingresos para México, porque los constructores sí pagamos impuestos, indicó.

Desde su perspectiva, esta situación podría generar un impacto menor a las positivas expectativas de crecimiento que hay para el país y si estamos en el momento de dar el gran paso en México, hay que darlo bien .

[email protected]