La reforma que plantean los diputados al Artículo 256 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), en su reglamentación secundaria, afectará también al IFT en sus atribulaciones de regular, vigilar y sancionar en materia de defensoría de audiencias.

Los diputados discuten este día en San Lázaro una serie de adecuaciones a ese artículo en particular, que de ser aprobados alejarían a los pueblos originarios de sus derechos de transmitir y recibir contenidos en su lengua y cultura, al eliminarse del párrafo del artículo palabras como pluralidad y fomento de la identidad nacional .

De aprobarse las modificaciones, también quedarían suprimidas las atribuciones del regulador que lo respaldan en materia de audiencias, principalmente aquellas relacionadas con su facultad de constituir un comité para ordenar la suspensión precautoria de las transmisiones que violen los derechos de las audiencias.

NOTICIA: Lineamientos de las audiencias motivan controversia presidencial

La iniciativa suprime las facultades del IFT, dado que concedería que los concesionarios emitan sus códigos de ética y nombren al defensor de la audiencia pero sin el registro y la validación del regulador.

El dictamen también deroga la fracción II del artículo 131 de la LFTR sobre sanciones en materia de defensa de las audiencias, pues la iniciativa invalida que se sancione el incumplimiento de los lineamientos emitidos por el IFT en la materia.

Los diputados proponen también modificar la obligación de que las transmisiones de radio y televisión brinden los beneficios de la cultura, la pluralidad y la veracidad de la información, así como los valores de la identidad nacional para contribuir a los fines establecidos en el artículo tercero de la Constitución.

NOTICIA: ¿Qué dice la controversia del Senado contra el IFT por los derechos de las audiencias?

La iniciativa busca derogar la fracción III del artículo 256 de la LFTR que reconoce como un derecho de las audiencias que se diferencie con claridad la información noticiosa de la opinión de quien la presenta, para que los comunicadores puedan seguir mezclando hechos y opiniones sin una diferenciación visual o sonora clara , dijo la Asociación Mexicana de Derecho a la Información.

Los diputados sólo piden a los concesionarios que se abstengan de transmitir publicidad o propaganda presentada como información periodística o noticiosa, cuando claramente deben aportarse elementos para distinguir entre la publicidad y el contenido de un programa y no confundir y/o engañar a las audiencias, como sí ocurre en países con regulación de avanzada , añadió la Amedi en su comunicado.

undefined

erp