Con el objetivo de reducir los gases de efecto invernadero (GEI), desde hace algunos años se incentiva el mercado de compra de bonos de carbono para compensar la huella de carbono de las personas, organizaciones, empresas y gobiernos.

En nuestro país, un ejemplo es la iniciativa Neutralízate, promovida por Pronatura México en alianza con la Integradora de Comunidades Indígenas y Campesinas de Oaxaca (ICICO). Para mitigar el cambio climático 12 comunidades de Oaxaca realizan la captura de carbono a través de la reforestación, restauración y mantenimiento de 3,089 hectáreas en 31 parcelas verificadas. Los bonos de carbono son un documento que avala está captura en un terreno forestal validado y verificado a través de una acreditación oficial.

Por la compra de bonos de carbono, en conjunto, las 12 comunidades recibieron 3 millones 113,000 de pesos. La ICICO espera aumentar el número de hectáreas a 15,000, sumar más comunidades de la entidad y más compradores; además, se pronunció a favor de que el mercado de bonos de carbono deje de ser voluntario.

Leticia Espinoza Marván, directora de Cambio Climático en Pronatura México, precisó que cada tonelada cuesta 10 dólares más IVA; a través de la ICICO se emite un certificado que avala la adquisición de toneladas, dependiendo de las hectáreas con que contribuye cada comunidad y de captura de CO2, reciben los recursos económicos.

Compradores verdes

La farmacéutica Chinoin participa en el programa Neutralízate desde hace ocho años, cuando nació la iniciativa. La compañía neutraliza en sus dos plantas mexicanas desde el transporte de interplantas, gasolina para agentes de venta, diesel y electricidad para la fabricación de sus medicamentos.

De acuerdo con José Andrés Sánchez, encargado de Responsabilidad Social y Ecología en Chinoin, sus dos plantas en promedio neutralizan 10,000 toneladas al año en conjunto. Cada año se hace el cálculo junto con Pronatura de las toneladas de su actividad anual anterior y, con base en eso, se decide la compra de bonos de carbono, con el propósito de reducir cada vez las emisiones de ambas plantas.

Sánchez indicó que cuando termina el año productivo, entregan su información recabada a Pronatura en el segundo trimestre del año, el cálculo de GEI se entrega a la Secretaría de Medio Ambiente en el programa de Gases de Efecto Invernadero y, en el último trimestre del año, normalmente realizan la compra de bonos de carbono. Este año Chinoin compró bonos de carbono por 948,096 pesos, equivalente a 6,107 toneladas de carbón.

Desde hace un año Chinoin empezó a usar gas natural para reducir las emisiones. La meta es llegar a 80 por ciento. Con estas actividades sustentables se reduce la compra de carbono, pero queremos seguir aportando. No hemos sumado los transportes en avión, vamos a proponer sumar ese cálculo de vuelos para poder seguir aportando en el programa , enfatizó José Andrés Sánchez.

Victor Mahbub Arrelle, director general de CIIMA Sustentable, precisó que es muy importante participar en la compra de bonos ya que se compensa la huella de carbono y se incentiva la reforestación en nuestro país.

Este año CIIMA, en colaboración con Concentra Inmuebles y Hogares Sauce, adquirió bonos por 112,980 pesos.

Fundación Televisa, Vive Latino, Interprotección, Lexmark, Damsa, Arneses Eléctricos Automotrices y otros socios forman parte de los compradores de carbono con Neutralízate.

[email protected]