El sector patronal del país calificó como “acto suicida” que el gobierno federal apueste todos los recursos al Tren Maya y “nada al desarrollo turístico integral”, lo que es una postura equivocada.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que las decisiones tomadas por el gobierno federal en sus primeros dos meses de gestión, por lo que hace al ámbito turístico, entre ellas la cancelación del nuevo aeropuerto internacional, ya están deteriorando la imagen y el potencial del país como destino turístico en crecimiento.

“En Coparmex rechazamos el debilitamiento o eliminación de los organismos clave para el desarrollo del sector turístico. Si se encontraron excesos que se corrijan. Si existió corrupción que se persiga y sancione. Pero que no se atente contra una industria de gran aportación y mayor potencial para México”, demandó el empresario.

A través de su mensaje semanal La Señal Coparmex, De Hoyos destacó que el turismo es una industria que genera casi uno de cada 10 empleos formales en nuestro país y que aporta una derrama por 21,000 millones de dólares anuales.

No obstante, “está siendo víctima de la falta de visión de largo plazo por parte de las autoridades”, ya que los programas que se han anunciado por parte del gobierno de Andrés Manuel López para el sector turístico están abandonando el desarrollo integral de la industria turística. Detalló que se están concentrando en unos cuantos proyectos como el Tren Maya, sin más criterio de priorización que la decisión presidencial, y que en muchos casos carecen de estudios de viabilidad económica, ambiental, e incluso del respaldo de comunidades locales.

Mencionó que el Fonatur ha sido responsable de la planeación y desarrollo de proyectos turísticos integrales y sustentables y se ha encargado de la construcción y mantenimiento de mucha de la infraestructura básica en los municipios que se han consolidado como centros turísticos internacionales. Tal es el caso de Cancún y Los Cabos.

Sin embargo, ahora se pretende que el Fonatur concentre su labor en el desarrollo del Tren Maya, abandonando su vocación como institución de planeación y desarrollo de infraestructura turística y urbana, y pasando a ser sólo el coordinador de un proyecto ferroviario.

También se planteó que Bancomext sea parte de Nacional Financiera, la cual ha fungido como una institución con un mandato más amplio y fundamentalmente industrial, que difícilmente podrá concentrarse en la consolidación de  empresas mexicanas del ramo turístico. Desde el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) se han articulado los esfuerzos privados y públicos que buscan promocionar la oferta turística del país. Su trabajo ha posicionado a los destinos naciones, en medios y espacios de alcance global, con contenidos dirigidos al mercado minorista y mayorista de todos los perfiles y niveles.

“La liquidación anunciada del CPTM aún no se ha acompañado de una nueva estrategia ni organismo para la promoción turística de México. Esto hace pensar que el turismo ha dejado de ser una prioridad”, concluyó la Coparmex.

[email protected]