La Federación Internacional de Concreto (FIB) reconoció al Puente del Beso, en España, como una de las estructuras más emblemáticas de los últimos años, el cual fue construido con concreto blanco de la firma mexicana Cemex.

La organización internacional, que incluye a más de 40 países, señaló que la obra fue reconocida por el jurado, debido a su estructura de concreto innovadora del puente, así como el uso de concreto blanco, un material cada vez más popular en la arquitectura contemporánea.

En un comunicado, la FIB precisó que este premio, el cual se entrega cada cuatro años, busca impulsar avances científicos, técnicos, económicos o estéticos del concreto estructural.

El Puente del Beso fue diseñado por el arquitecto español Joaquín Alvarado y los ingenieros Salvador Ivorra y Miguel Ángel Crespo, quienes se inspiraron en el arte japonés origami para el diseño.

erp