Tras la publicación del INEGI de la contracción de 0.1% del PIB en 2019 -la primera en una década-, la Secretaría de Hacienda publicó también el incremento anual de 53% en la recaudación a través del cobro de impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) de combustibles automotrices en un año, que por los bajos precios proyectados de los combustibles para este 2020 y las cuotas obtenidas en enero, podría ser mayor este año, estimulando la economía si el gobierno realiza el gasto requerido.

Y es que en el primer mes del 2020 se ha reducido a menos de 10% el mayor porcentaje promedio de apoyo a los consumidores, monto que además desaparece para la primera semana de febrero.

El porcentaje de estímulo fiscal durante enero para la gasolina regular fue de 8.5% del IEPS, el más bajo de los últimos 10 meses. Para la semana del 1 al 7 de febrero, este porcentaje será será de cero, con lo que se cobrará la cuota completa impositiva, de 4.95 pesos por litro.

En el caso de la gasolina Premium, en enero no se otorgaron apoyos, ligando así 12 semanas de cero estímulo. Para la primera semana de febrero, de nuevo no habrá estímulos y los consumidores pagarán la cuota completa de 4.180 pesos por litro de IEPS.

Finalmente, el porcentaje de la reducción al IEPS en enero para el diésel fue de 10%, que resultó el menor desde febrero del año pasado. Para la primera semana de febrero, por primera vez en 50 semanas se decretó un estímulo de cero para los consumidores de este combustible, que deberán pagar el monto total de 5.44 pesos por litro.

De acuerdo con el analista del sector energético, Ramsés Pech, "no habrá estímulo a combustibles, pagaremos 100% del impuesto en cada litro del 1 al 7 de febrero ante la caída del precio del barril y los precios de referencia de combustibles. Alguien debera perder en su utilidad neta en la cadena del precio en la bomba".

[email protected]