Durante el primer trimestre de 2018, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) recaudó 13,068 millones de pesos, derivado de 4,670 pagos, los cuales ingresaron a la Tesorería de la Federación.

Del monto recaudado, 94.08% correspondió al uso de frecuencias de los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión; 5.84% por aprovechamientos; 0.07% por trámites diversos y 0.01% por productos (el Código Fiscal de la Federación define que son productos, las contraprestaciones por los servicios que preste el Estado en sus funciones de derecho privado, así como por el uso, aprovechamiento o enajenación de bienes del dominio privado).

De enero a marzo, pero del 2017, la recaudación fue por 11,457.8 millones de pesos.

En el primer informe trimestral de actividades 2018, el IFT destacó la reubicación de 48 canales de Televisión Digital Terrestre (TDT) que operan actualmente en la banda de 600 MHz (614 MHz a 698 MHz) hacia un canal en UHF por debajo del canal 37 (608-614 MHz), lo cual permitirá la liberación de dicha banda y dará paso a un segundo dividendo digital en México en el que se podrá prestar el servicio de banda ancha móvil con tecnologías de quinta generación (5G).

Adicionalmente, el regulador sometió a consulta pública dos documentos relacionados con la presentación de denuncias de prácticas monopólicas y concentraciones ilícitas en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

Estos lineamientos buscan generar un mecanismo alternativo que reduzca la carga administrativa y facilite la presentación de denuncias de conductas anticompetitivas.

Durante el primer trimestre del 2018 el IFT recibió 60 propuestas de procedimientos administrativos sancionatorios de las cuales 12 fueron improcedentes y 48 se encuentran pendientes.

En cuanto a procedimientos de investigación, una por la probable comisión de una concentración ilícita en el mercado del uso, aprovechamiento y explotación comercial de frecuencias del espectro radioeléctrico, para prestar el servicio público de radiodifusión sonora en el territorio nacional, y una más por la probable comisión de prácticas monopólicas relativas en el mercado de la producción, distribución y comercialización del servicio de telefonía pública para su venta al usuario final a través de aparatos telefónicos de uso público en territorio nacional, ambas iniciadas en el 2016, podrían estar resueltas en breve pues están en el cuarto periodo de investigación.

[email protected]