La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) retiró carteles en tiendas de autoservicio y de conveniencia que contenían información falsa o inexacta al respecto de la entrada en vigor de la reforma hacendaria el primer día del año.

En un comunicado, la dependencia informó que se encontraron diversos carteles con información incorrecta sobre aumentos injustificados de precios que irían en perjuicio de los consumidores; lo anterior en las acciones de verificación, supervisión y sanción que implementó la Profeco en tiendas de autoservicio, departamentales y de conveniencia.

La Profeco advierte que es obligación de todos los proveedores proporcionar información clara, veraz y comprobable , aclarando que en caso de usar frases engañosas éstos serán sancionados con multas de hasta 3.6 millones de pesos.

Aseveró que no se tolerará que con el pretexto de la reforma hacendaria se aumenten los precios, salvo en los casos en que efectivamente se trate de la aplicación de un impuesto, ni que se manipule la información en detrimento de los consumidores.

Ante esta situación, la medida inmediata que la Profeco realizó fue un requerimiento para que todos los establecimientos comerciales eliminen a la brevedad este tipo de carteles que, más que orientar al público consumidor, lo confunden al contar con información falsa o errónea expresó su titular, Alfredo Castillo Cervantes.

Precisó que dentro de las imprecisiones y falsedades que se encontraron en los carteles de los establecimientos comerciales estaba que a partir del 1 de enero se actualizarían los precios de los productos con el nuevo impuesto y que aplicaría a toda la tienda.

La Profeco refiere que lo anterior es falso, pues la reforma no afecta los precios de todos los productos; los ajustes en el IVA e impuestos especiales a bebidas saborizadas y en alimentos con alto contenido calórico son ajustes focalizados que no aplicarán a todos los productos.

Otra de las leyendas falsas que se encontró fue la de Alimentos de alto contenido calórico aplicará una tasa de 8% , a lo cual la dependencia refuta diciendo que se omitió aclarar que existe una serie de bienes básicos con alto contenido calórico que están exentos del gravamen.

Asimismo, añade que en uno de los carteles se mencionaba un incremento a las bebidas alcohólicas y cervezas, de las cuales se anotaban las respectivas tasas de IEPS; no obstante que para este año no se está incrementando dicha tasa con respecto a la del 2013.

De igual forma, la dependencia refiere que no puede haber aumentos en general en abarrotes comestibles, como detallaba uno de los carteles, pues el IEPS para alimentos con alto contenido calórico no aplica de forma generalizada a todos los abarrotes comestibles.

[email protected]