Puebla, Pue. En materia de obra pública y licitaciones, el dirigente local de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Ricardo Pérez Güemez, y la presidenta de la Asociación de Empresas de la Construcción

(Aeco), Martha Moysen Leal, en entrevistas por separado, consideraron que el gobierno del estado ha sido incluyente y transparente.

Desde el inicio de la administración de Rafael Moreno Valle Rosas se han lanzado convocatorias para la realización de unas 40 obras, de las cuales se han dado a conocer los resultados de las empresas ganadoras de al menos la mitad de los proyectos.

Inician las primeras

De hecho, este domingo se dio el banderazo de cuatro obras: la modernización del distribuidor vial de la autopista México-Puebla y la carretera de Santa Ana Chiautempan, arranque de la obra del distribuidor vial autopista México-Puebla con la Calzada Zaragoza, inicio del viaducto que se construirá en uno de los bulevares más importantes de la ciudad, denominado 5 de Mayo, y el comienzo de la edificación del Centro Integral de Servicios y Atención Ciudadana.

Pérez Güemez aseveró que la CMIC tiene confianza en la transparencia de los fallos de las licitaciones, pues empresas afiliadas a dicho organismo ya han sido elegidas para hacer algunas obras, entre ellas un viaducto.

Agregó que el sector está consciente de que ganarán las compañías que presenten las propuestas más viables y solventes.

Poco margen de reacción

Por su parte, Moysen Leal

coincidió con el representante de la CMIC al decir que el titular de la Secretaría de Infraestructura, Tony Gali Fayad, ha sido incluyente. Refirió que hasta el momento el único problema ha sido que las convocatorias solicitan las propuestas técnicas y económicas de las empresas concursantes en una semana y ello dificulta que firmas poblanas se unan para buscar construir obras con valores superiores a los 150 millones de pesos, pues de forma independiente no lo pueden hacer por falta de capital.

Añadió que compañías adheridas a la Aeco también han sido consideradas para hacer obra pública del gobierno del estado, aunque se trata de proyectos pequeños y con respecto a las empresas que han sido elegidas para realizar las obras de magnitud, indicó, son las que tienen mayor tecnología y solvencia económica, aunque insistió en el otorgamiento de más tiempo para dar la oportunidad de asociación de diversas compañías poblanas y que así puedan participar en dichas convocatorias.

Las más grandes asignadas

Obras de mayor magnitud iniciadas por la administración de Rafael Moreno Valle Rosas en los primeros 100 días de su gestión.

Construcción del Centro Integral de Servicios que consiste en tres edificios que concentrarán las oficinas de atención ciudadana de los diferentes niveles de gobierno.

Inversión: 2,000 millones de pesos.

Esquema: Proyecto de Prestación de Servicios.

Extensión del terreno: 12 hectáreas.

Un año es el tiempo de construcción de la primera etapa de la obra, ya asignada, y que consiste en el estacionamiento y la plaza cívica. Su edificación inició el pasado 8 de mayo.

Operación del Metrobús en la zona metropolitana de Puebla.

Inversión de la primera línea: 1,500 millones de pesos.

Recorrido: 18.2 kilómetros

Transportará 170,000 pasajeros diarios.

Características: 45 autobuses articulados con capacidad de 150 pasajeros, cada uno, dos estaciones de transferencia y 36 paraderos espaciados.

Rehabilitación con cemento hidráulico de las avenidas por donde pasará el Metrobús

Duración de la obra: 22 meses.

Rescate del río Atoyac y construcción del paseo ribereño y del parque metropolitano.

Inversión: casi 2,000 millones de pesos.

Se construirán más de 15 plantas de tratamiento de aguas residuales.

Se rehabilitarán más de 30 plantas de tratamiento de aguas residuales.

Se construirá un parque ribereño lineal de 5.2 kilómetros, el cual atravesará la ciudad y ya inició dicha obra –que costará 157 millones de pesos y un parque metropolitano de casi 20 hectáreas.

[email protected]