La plataforma de entrega bajo demanda, Rappi, alcanzó una valuación de 1,000 millones de dólares luego de que cerró una nueva ronda de inversión por 220 millones de dólares.

El financiamiento fue liderado por DST Global y con esto la startup colombiana se convirtió en uno de los 10 unicornios tecnológicos de América Latina. De acuerdo con la publicación especializada TechCrunch, Rappi es la segunda startup latinoamericana que ha alcanzado una valuación superior a los 1,000 millones de dólares en este 2018, después de la firma brasileña Nubank.  

La startup colombiana utilizará esta nueva inyección de capital para apuntalar su expansión en Brasil y México.

“Nos sentimos muy orgullosos de demostrar que los startups latinoamericanos sí tienen futuro, que podemos construir una de las empresas tecnológicas con mayor impacto y escala en la historia de la región”, dijo Sebastián Mejía, cofundador de Rappi, a través de un comunicado.

La compañía ha reportado un crecimiento mensual de 20% y “en el último año multiplicamos por siete nuestro valor de mercado”, dijo el presidente ejecutivo y cofundador de Rappi, Simón Borrero.

Rappi fue fundada en el 2015 por Simón Borrero, Sebastián Mejía, Guillermo Plaza y Felipe Villamarín.

La plataforma de entrega opera en 27 ciudades de siete países de América Latina y cuenta con más de siete millones descargas. En México, actualmente opera en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y Querétaro.

abr