Los distribuidores de automotores prevén que para el 2015 se mantenga la buena racha en la comercialización de vehículos nuevos en México, con un crecimiento de entre 6 y 7%, que permita alcanzar la venta de 1 millón 208,604 unidades.

Los empresarios del ramo automotor prevén que el 2015 sea el año de la estabilidad en ventas de unidades nuevas, en donde se comercialicen entre 68,754 y 80,428 unidades adicionales.

De acuerdo con el análisis de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), los autos subcompactos seguirán liderando la comercialización como efecto de la economía mexicana, en donde el consumidor prefiere un auto pequeño por el ahorro en el consumo de combustible, porque es más barato y menos propenso al robo.

Así, se espera comercializar 431,579 unidades de subcompactos en el 2015; seguido de los compactos, con 293,788; de uso múltiple, 242,885 unidades; de camiones ligeros, con 160,283; lujo, 58,612 autos; deportivos, 8,165 vehículos, y camiones pesados, con 1,618, consideró Guillermo Rosales, director de la AMDA.

Dijo que en el 2014, la industria colocará cerca de 1 millón 128,000 automotores nuevos, con un crecimiento cercano a 5%, con 64,000 unidades adicionales.

Sin embargo, los datos de la AMDA refieren que en el 2014, los datos no superarán al 2006, cuando la industria vendió 1 millón 139,718 vehículos, la cifra más alta de la historia en la comercialización doméstica.

Recordó que la participación del gobierno federal en el 2014 ha sido de importancia en la industria automotriz, pues la implementación de medidas para controlar el ingreso de autos usados de procedencia estadounidense ha ayudado en gran medida a incentivar el mercado interno.

No obstante, en el tema financiero, aún se está lejos de que las compras de las unidades sean vía crédito, como se realiza en países como Brasil -factor que incentiva las ventas-, pues México comercializa 50% de sus vehículos por este método.