La eliminación del Capítulo 19 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) significaría un retroceso en el proceso de integración regional, por lo que México rechaza esa iniciativa, declaró Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

Esta propuesta fue planteada en un proyecto de notificación enviado a los miembros de los comités de Finanzas del Senado y de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes.

Cualquier conversación que se quiera hacer al TLCAN va a ser para avanzar, no para retroceder. Obviamente en una circunstancia en donde desaparecen derechos que tenemos, yo no lo vería como un avance , dijo Baker.

El Capítulo 19 permite a México, Canadá o Estados Unidos impugnar medidas de remedio comercial, como cuotas antidumping o cuotas compensatorias por subsidios prohibidos. Estados Unidos pactó este derecho sólo en el TLCAN, sin reproducirlo en ninguno de sus otros tratados de libre comercio.

Los paneles integrados de conformidad con el Capítulo 19 revisan las resoluciones finales sobre derechos antidumping y derechos compensatorios con la exclusiva misión de determinar, a partir del expediente administrativo, si la entidad administrativa pertinente aplicó correctamente sus leyes sobre las medidas de remedio comercial.

Los paneles aplicarán la misma norma de revisión y los principios jurídicos generales que un tribunal del país donde se hubiera tomado la determinación si la parte hubiese elegido someter la controversia en los tribunales nacionales.

La decisión adoptada por un panel integrado en virtud del Capítulo 19 es vinculante y no recurrible, lo que implica que ninguna de las partes establecerá en su legislación interna la posibilidad de impugnar ante sus tribunales nacionales una resolución de un panel.

En su decisión, el panel puede proceder de una de las siguientes formas: puede confirmar la resolución impugnada o puede devolver la resolución impugnada a la autoridad investigadora para que la revise. En este caso, el panel podrá emitir una segunda decisión respecto a la nueva determinación de la autoridad, tomada con el objetivo de adecuarse a la decisión del panel.

Baker rechazó hacer un comentario oficial sobre el proyecto de notificación enviado al Congreso, aduciendo que su contenido difundido fue una filtración.

A finales de marzo, se conoció ese proyecto, en el cual el presidente Donald Trump presentó un borrador de los cambios que pretende hacer al TLCAN. Pero tras ser calificados éstos como modestos por el diario Wall Street Journal, la Casa Blanca dijo que el documento está enfocado a la ratificación de Robert Lighthizer como Representante Comercial.

México, abierto a negociar: Videgaray

Por otra parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, declaró en Washington DC, Estados Unidos, que México está absolutamente abierto para revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Abordado en la sede de la Organización de los Estados Americanos, el canciller mexicano observó que el mecanismo comercial entre la República Mexicana, Estados Unidos y Canadá tiene una antigüedad de 20 años, por lo que el mundo ha cambiado; hay temas que ni siquiera existían cuando se negoció originalmente .

Como parte de sus actividades, Videgaray sostuvo reuniones de trabajo con senadores de ambos partidos; con el secretario de Estado, Rex Tillerson, y con el secretario de Seguridad Interna, John Kelly. Puntualizó que sostuvo una reunión de trabajo con el presidente del Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, el republicano Orrin Hatch. (Con información de Ana Langner)

Trump se atrasa en notificar a Congreso sobre renegociación

El gobierno de Donald Trump no notificará esta semana al Congreso estadounidense su intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como había planteado Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos.

La notificación no será posible debido a que no han sido agendadas aún reuniones de Wilbur Ross y el representante comercial en funciones de la Casa Blanca, Stephen Vaughn, con el Comité de Finanzas del Senado estadounidense, ni con el Grupo Consultivo Senatorial sobre Negociaciones, revelaron fuentes al sitio informativo Inside US Trade.

Por ley, estas reuniones son un requisito para la obtención de la Autoridad de Promoción Comercial, instrumento que necesita el gobierno estadounidense para iniciar formalmente las renegociaciones del TLCAN.

El gobierno de Trump ha visto aplazado este proceso por el impasse en la ratificación congresional de su nominado a representante comercial, Robert Lighthizer, a quien los legisladores demócratas han resistido ratificar debido a que, en el pasado, Lighthizer fue representante legal de gobiernos extranjeros en disputas comerciales contra Estados Unidos. (Redacción)

[email protected]