La holding chilena Quiñenco, brazo inversor del Grupo Luksic, mantiene su idea de internacionalizar su negocio de distribución de combustibles, al que arribó en junio del 2011 tras adquirir los activos de la angloholandesa Shell en Chile, con la que maneja 470 estaciones en el país andino.

Ahora, el grupo liderado por Andrónico Luksic apuntaría a adquirir las más de 600 estaciones de servicio que opera Shell en Argentina. Según Bloomberg, Quiñenco es uno de los que ya habría presentado una oferta, la que superaría los 1,000 millones de dólares.

Recursos hay. La holding liderada por el clan de origen croata tiene en caja más de 680 millones de dólares (considerando efectivo, saldos en bancos, depósitos a plazo e inversiones en documentos con pactos de retroventa), según la Memoria 2016.

El Grupo Luksic no correría sólo, aunque hay versiones que señalan que es el que tendría ventaja. Consultada sobre la veracidad de la oferta, en Quiñenco señalaron que no hay ninguna información ni más antecedentes que aportar.

Trascendió que el fondo de inversión Southern Cross, ligado a los inversionistas Raúl Sotomayor y Norberto Morita, también estaría en la puja. La firma tampoco quiso hacer comentarios.

A principios de año, la compañía selló la compra de Petrobras Chile, con 279 estaciones de servicio, en 470 millones de dólares.

Junto a las chilenas, también habrían presentado ofertas las compañías Trafigura y Vitol, unas de las mayores empresas de comercialización de combustibles del mundo, junto a Raizen Combustiveis SA, una firma operada de forma independiente entre Shell y la brasileña Cosan SA.

YPF, que era una de las posibles candidatas, estaría descartada ya que no lograría obtener la aprobación de organismos antimonopolios, porque ya tiene 60% del mercado.

PetroChina Co., el mayor explorador de petróleo y gas del gigante asiático, Pluspetrol SA y Grupo de la Cruz del Sur, una firma de capital privado con enfoque latinoamericano, estarían interesadas también.

Shell puso en venta la planta Dock Sud y la red de estaciones de servicio que opera en Argentina a principios de este año, después de una revisión estratégica bajo un plan de desinversión global de 30,000 millones de dólares para reducir su deuda después de la adquisición del gigante BG Group plc.

La angloholandesa está trabajando con Credit Suisse Group AG en las escisiones en Argentina, donde los activos de exploración y producción de petróleo y gas no están incluidos, ya que las inversiones en Vaca Muerta siguen siendo una prioridad.

Medios argentinos destacaron que Shell no confirmó la venta de sus activos y lo atribuyó a especulaciones periodísticas. El diario argentino Página 12 fue más allá y sostuvo que la empresa habría decidido no prosperar con la operación por ofertas poco atractivas.

Quiñenco maneja su negocio de combustibles en Chile a través de Enex. El propio gerente general de esta filial, Nicolás Correa, ha confirmado que dentro de los planes de la empresa está su internacionalización.

Los Luksic intentaron quedarse con la operación de la gigante brasileña Petrobras en Uruguay y Paraguay.

Las negociaciones estaban avanzadas, pero la demora del proceso a causa de los escándalos de corrupción en los que está involucrada la firma estatal brasileña los desalentó y finalmente abandonaron la puja.

El propio Andrónico Luksic ha destacado la estrategia de internacionalización de las empresas que son parte de Quiñenco. Y así lo dejó de manifiesto en su carta a los accionistas que figura en la Memoria 2016.

Quiero destacar que nuestra estrategia de internacionalizar y diversificar inversiones demostro? con claridad su fortaleza, pues nuestra alza en utilidades fue impulsada desde el exterior, en un contexto de bajo crecimiento en Chile , señaló. Precisó que si al te?rmino del periodo Quiñenco obtuvo una ganancia neta de 176,902 millones de pesos chilenos (262 millones de dólares), alza de 83.1%, e?sta se explica especialmente por el repunte de la francesa Nexans, donde son accionistas referentes.