El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) publicó el viernes pasado el proyecto de convocatoria para la construcción de la Torre de Control de Tráfico Aéreo (TCTA), del nuevo aeropuerto de la CDMX (NAICM) para el centro del país, que tendrá una altura de 90 metros y es el corazón de todas las operaciones.

La licitación será pública internacionalmente bajo la cobertura de tratados, aplicando el mecanismo de puntos y porcentajes.

Por sus dimensiones, la torre marcará un hito de referencia para la Ciudad de México y Latinoamérica, porque cuenta con un riguroso programa de necesidades y con un diseño vanguardista , informó el grupo.

La documentación relacionada estará disponible hasta el próximo 11 de agosto para que pueda ser analizada y, de ser necesario, los interesados hagan sus comentarios. Por lo pronto, se ha determinado que la construcción tenga una duración de 660 días naturales.

En los detalles del proyecto, se explica que la torre de control se compone de dos edificios: el edificio base de soporte y la torre de control, además de obras adicionales como un estacionamiento y zona verdes y de ocio, mismas que incluyen canchas para futbol rápido y basquetbol, por ejemplo.

Con relación a los trabajos que se podrá subcontratar, el GACM explica que pueden ser los siguientes: jardinería, protección contra incendios, iluminación interna y externa, avisos direccionales, transporte vertical, envolvente, fachada, estructura de acero, pintura de la estructura, sistemas mecánicos, sistemas eléctricos, sistemas especiales, pisos, muebles, acabados, sistemas de tablaroca, plafones y estaciones de primeros auxilios, entre otros.

[email protected]