El proyecto de la cuenca lechera a desarrollarse en el sureste mexicano se consolida y avanza a pasos acelerados entre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la Iniciativa Privada, en la búsqueda por incrementar la producción de los ganaderos nacionales y reducir la compra de lácteos del exterior.

López Obrador y Alfonso Romo Garza, Jefe de la Oficina de Presidencia, recibieron el martes 3 de diciembre al grupo de trabajo para el desarrollo de la Cuenca Lechera del Sur-Sureste, integrado por Oswaldo Cházaro Montalvo, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganadera (CNOG); Miguel García Paredes, presidente de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec); Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM); Adolfo Albo Márquez, de Banco Azteca y Francisco Dobalina, director de seguros agropecuarios del Banco del Bajío; entre otros, para definir los pormenores del proyecto que se instalará en Tabasco, similar a la zona lechera de la Laguna de Coahuila.

El objetivo de este proyecto es impulsar la actividad pecuaria, específicamente la lechera, en esta región del país, y para ello, la banca privada ofreció 500 millones de pesos para desarrollar la cuenca lechera de Tabasco.

Este miércoles 4 de diciembre, el líder ganadero Oswaldo Cházaro asistió con el Secretario de Agricultura y Desarrollo Rural Víctor Villalobos Arámbula con el compromiso de que para sacar al campo de la pobreza, se debe impulsar de forma estratégica a la ganadería nacional.

Los ganaderos producen 12,000 millones de litros de leche al año, pero el consumo en el país es de 16,000 millones, “hay un déficit de alrededor del 30 % de la producción nacional. Ese reto es el que queremos enfrentar porque queremos avanzar para garantizar la soberanía alimentaria”, dijo Miguel García Paredes, presidente de la Canilec.

Aun cuando en el presupuesto federal 2020 el sector pecuario tuvo un recorte de recursos públicos, los ganaderos se comprometieron a trabajar de manera coordinada con el gobierno federal, sin importar colores.

kg