El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y la Asociación Sindical de Pilotos de Aviación (ASPA) apostaron por prorrogar sus emplazamientos a huelga; pese a que no hay acuerdos satisfactorios, las organizaciones sindicales buscarán nuevas propuestas.

Mientras los pilotos llevaron el emplazamiento de huelga, que vencía este mes, hasta el primer minuto del 16 de octubre; los telefonistas lo pospusieron para el 2019.

Por un lado, los pilotos informaron que pese al vencimiento del tiempo de negociación del Contrato Colectivo de Trabajo con Aeromar, están en plena disposición de llegar a un acuerdo satisfactorio; sin embargo, la administración de la empresa argumenta una situación financiera y operativa complicada, por lo que hasta el momento manifiesta no estar en condiciones de responder al pliego petitorio de los pilotos en ninguno de sus puntos.

En tanto, Francisco Hernández Juárez, secretario general del Sindicato de Telefonistas, informó que ha habido sensibilidad de las autoridades para analizar el caso de los telefonistas ante la eminente división de la empresa. De ahí que “es importante contemplar el aspecto electoral y la cercanía de nuestro emplazamiento con este evento, en estas circunstancias se tiene una gran responsabilidad ante el inminente proceso electoral”.

pmartinez@eleconomista.com.mx