La industria automotriz mexicana afirmó que el planteamiento estadounidense de regla de origen automotriz es “rígida, más estricta e inalcanzable” respecto a la propuesta original.

Fausto Cuevas, director de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), rechazó que el planteamiento del gobierno estadounidense sea mas flexible, “como se menciona en los medios”, por el contrario se vuelve incumplible lograr el 85% de contenido local y eliminar ecuaciones como lista de rastreo que complica la revisión de la misma, así como incorporar el tema de salarios como porcentaje de valor que representan las autopartes.

Abundó que sus contrapartes de Estados Unidos y Canadá se encuentran en pleno desconocimiento de la fórmula que plantea el gobierno de Donald Trump, y será este miércoles cuando se lleve a cabo la reunión técnica de reglas de origen entre los tres países en Estados Unidos.

“Es muy alto (subirlo a 85%). Lo que nos ha hecho competitivos es el porcentaje de 62.5% regional, tantos en Europa, Asia y Sudamérica, llevarlo a 85% nos incrementará costos”, advirtió el representante de la AMIA.

EU pretende eliminar la lista de rastreo que revisa el contenido regional, a cambio de un método de costo neto sin rastreo y con un contenido regional de 85%; lo que contrasta con el TPP 11 que establece un contenido de 45 por ciento.

Cuevas mencionó que la industria realiza el análisis de esta nueva metodología, en la cual EU elimina el requisito del 50% de valor de producción, a cambio del contenido salarial en componentes y partes.

abr