Aunque septiembre ha sido un mes complicado para la economía mexicana por los desastres naturales como los huracanes y los sismos de los días 7 y 19, los asociados de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD) mantienen su expectativa de crecimiento en las ventas de 4.2% para el cierre de este año, afirmó su dirigente, Vicente Yáñez Solloa.

Comentó que las tiendas que conforman a la ANTAD operan de manera normal, con excepción de 13 unidades que fueron dañadas con los sismos que sacudieron a la Ciudad de México, Oaxaca, Chiapas, Morelos, Guerrero, Puebla y Estado de México.

“Lo que vemos es que se han dejado de vender algunos productos, pero han sido compensado con otros artículos por las necesidades (...) evaluaremos el comportamiento de esas ventas”, expresó a El Economista.

Precisó que el pronóstico de ventas a tiendas iguales es de 4.2% al cierre del 2017 (a agosto, el avance es de 4.5%); mientras que el avance a tiendas totales estaría proyectado en 6.5 por ciento.

El dirigente de los socios de las unidades de autoservicio como Walmart, Soriana, Comercial Mexicana, entre otras, mencionó que la afluencia de la población a las tiendas se reactivó con normalidad, por lo que no existe riesgo de desabasto, “tenemos suficiente inventario”, acotó.

lgonzalez@eleconomista.com.mx