Los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá promoverán conjuntamente la atracción de inversiones en la región, mediante foros especializados en Asia y Europa, informó Francisco Suárez Dávila, embajador de México en Canadá.

El plan de acción trilateral se originó luego de que ProMéxico y SelectUSA, promotores de capitales de México y Estados Unidos, respectivamente, firmaron un memorando en abril del 2014 para colaborar mutuamente en sus objetivos.

Los dos organismos se comprometieron entonces a realizar actividades de promoción coordinadas, para que México y Estados Unidos se beneficien mediante el aumento de empleos locales, cadenas de suministro mejor desarrolladas e integradas, y mejoras en su competitividad global.

La promoción va a ser a través de foros, tenemos que hacer foros en Europa y en Asia, ya se está planteado uno para Londres , comentó Suárez Dávila.

Estos eventos se sumarán a los que anualmente se han venido efectuando, como el Foro América del Norte, celebrado la última vez en Washington DC en noviembre pasado, o el Foro de Competitividad de América del Norte, que se realizó en Toronto en octubre del 2014.

Los ministerios de economía de los tres países están por difundir un documento sobre la competitividad de América del Norte, en el que se describen planes conjuntos y se comprometen a difundir las fortalezas de la región.

También promoverán la competitividad y conectividad mediante publicaciones especializadas, entrevistas y conferencias, y a través de sus embajadas, ministerios de economía y cancillerías.

El tema adquiere más atención, incluso en el tercer nivel de gobierno; por ejemplo, en agosto del 2014, Enrique Serrano, presidente municipal de Ciudad Juárez, Chihuahua, viajó acompañado de Oscar Leeser, alcalde de El Paso, Texas, a la ciudad de Detroit, Michigan, para atraer inversiones que beneficien a la región fronteriza de la que forman parte.

Venimos trabajando en forma muy coordinada en la promoción industrial de la región , aseguró Serrano.

La Secretaría de Economía ha expuesto que la competencia por instalar una nueva inversión obviamente no se elimina, ya sea entre localidades o países, pero al mismo tiempo, ha quedo demostrado que independientemente a donde aterricen los proyectos, esa inversión generalmente beneficia a toda América del Norte.

rmorales@eleconomista.com.mx