El programa de Perforación en el Ártico de la petrolera Shell podría no cumplirse tras los daños que ha sufrido a plataforma Kulluk desde que quedó varada en el Golfo de Alaska el pasado 31 de diciembre. Empleados de Shell revelaron a la organización ambiental Greenpeace que el Kulluk ha sufrido daños graves desde que encalló ya que sus generadores normales y los de emergencia están deteriorados, mientras que el agua de mar ha permeado dentro de la plataforma después de que las olas la golpearan.

Según Greenpeace, se previó además que las condiciones climáticas continuaron deteriorándose durante el fin de semana. El Kulluk encalló cerca del Refugio Nacional de Vida Silvestre Kodiak, en donde cualquier derrame tendría impactos terribles en la vida silvestre local. El área es hogar de por lo menos dos especies en peligro de extinción, así como focas de puerto, salmón y lobos marinos, denunciaron los ambientalistas en un comunicado.

El incidente ocurrió fuera de la isla de Sitkalidak, después de que se rompieran reiteradamente las líneas con las que la plataforma era remolcada en el mar. Los reportes de prensa sugieren que Shell estaba apresurando al Kulluk fuera de Alaska para evitar un impuesto local que ascendía a 6 millones de dólares, que se hubiera aplicado a partir del 1 de enero.

En 2012, Greenpeace lanzó la campaña Salva el Ártico con el objetivo de sumar dos millones de firmas para exigir que esta zona sea declarada santuario para la vida silvestre. Hasta el momento más de dos millones de personas se han sumado a esta campaña. Los ciudadanos y ciudadanas mexicanos contribuyeron con 200,000 firmas entre junio y septiembre del año pasado.

El casco del Kulluk está rozando con las rocas del fondo del mar. Es difícil vislumbrar cómo Shell recuperará la plataforma para repararla y revertir a tiempo la percepción del público para la temporada de perforación del 2013", dijo el Director Adjunto de Campañas de Greenpeace, Dan Howells.

[email protected]