La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), hizo un llamado al sector atunero a que no espere a que haya un cambio a la NOM para que modifiquen en el etiquetado la información entregada al consumidor para que este sepa claramente lo que adquiere y haga una compra razonada, conociendo más sobre la calidad del producto y valore la conveniencia de su precio.

Recordó que la propuesta de modificación a la NOM-084-SCFI-1994 pretende informar al consumidor el contenido de soya en una presentación de atún y que se precise la denominación del producto a “Atún con soya” o “Soya con atún”, en los casos que lo ameriten.

El organismo puntualizó que esta solicitud de modificación se deriva de los resultados obtenidos en el estudio de calidad que el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor realizó a 57 presentaciones de atún envasado, en las cuales se encontró soya en 18 de ellas, sin que se informe al consumidor la cantidad exacta de soya que tiene el producto.

La propuesta fue presentada a través de la Comisión Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía, en la que se trabajará este 2019, refirió en un comunicado.

Para que pueda llamarse atún con la modificación a la NOM, ya no será permitido que el contenido de soya no tenga límites, y que en algunos casos, como se especifica en el estudio, la soya pase de ser un texturizante y/o conglomerante a ser un sustituto del mismo atún.

El estudio realizado a las presentaciones de atún y su difusión en la Revista del Consumidor tiene por objeto orientar a los compradores del alimento sobre la calidad de las distintas presentaciones disponibles en el mercado, para que con esa información tomen sus mejores decisiones de compra, y de ninguna manera fue hecho para dañar en ningún sentido la imagen de los productores nacionales.