La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) estará atenta a las promociones gratuitas que anuncian algunos comercios para aquellos ciudadanos que durante la jornada electoral del 1 de julio próximo muestren su dedo pulgar pintado, como señal de que ejercieron su voto.

El titular de la Profeco, Rogelio Cerda Pérez, dijo que como en estas promociones, como regalar café o desayunos a quienes lleguen a los comercios con el pulgar pintado, no se pagará por el consumo, en su opinión “es un tema más de las autoridades electorales”.

No obstante, precisó, si los establecimientos piden alguna contraprestación o pago por los productos que originalmente ofrecieron gratuitamente, “ahí cambia”, por lo cual el área jurídica de la Profeco estudia hasta dónde podría intervenir esta dependencia.

“Nosotros vamos a ser respetuosos de la ley y vamos a hacer que la ley se respete. Si encontramos que a cambio de ese dedo pintado hay una promoción más allá de darle un prestigio al negocio, se rebasa las zonas de oferta y demanda de cara al fenómeno de consumo, le daremos visto a la autoridad electoral”, añadió.

Cerda Pérez fue entrevistado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) donde dio el banderazo al operativo de verificación a nivel nacional que la Profeco puso en marcha con motivo del inicio del periodo vacacional de verano de 2018, el cual concluirá el 19 de agosto próximo.