El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Humberto Benítez Treviño, anunció la puesta en marcha del Programa Nacional de Verificación y Vigilancia Vacacional y Turístico 2012-2013.

El objetivo es garantizar el respeto a los derechos de los consumidores durante esta temporada vacacional de fin de año, informó el organismo en un comunicado.

Desde el pasado 17 de diciembre y hasta el 4 de enero de 2013, personal de la Subprocuraduría de Verificación y de las diversas delegaciones de la Profeco trabajan en todo el país.

Los verificadores vigilan que los proveedores de bienes y servicios alusivos a la temporada ajusten su comportamiento comercial a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC).

De esta manera, verifican hoteles, restaurantes, discotecas, líneas aéreas y camioneras, agencias de viajes, tiempos compartidos y tiendas de video, fotografía, juguetes y ropa de playa.

Asimismo, estacionamientos públicos de balnearios, destinos de playa y ciudades coloniales, para supervisar que los bienes y servicios que se ofrezcan cumplan con las normas vigentes.

La Profeco también corrobora que las básculas para pesar productos a granel, equipaje en aeropuertos y líneas camioneras, así como los relojes registradores de estacionamientos, estén debidamente calibrados y ajustados.

A su vez, brindará asesoría e información mediante módulos de atención instalados en las terminales de aeropuertos y centrales camioneras de los principales destinos turísticos del país.

En el Distrito Federal, desde el 22 de diciembre y hasta el 6 de enero próximos, nueve módulos de información serán instalados: cuatro de ellos en las centrales de autobuses del Norte, Oriente, Poniente y Sur; y cinco más en salas de la Terminal 1 y 2 del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México.

La finalidad es brindar asesoría, atender quejas y realizar conciliaciones inmediatas en un horario de 07:00 a 23:00 horas.

En esta temporada de vacaciones de fin de año, la Profeco recomienda a los consumidores exigir precios a la vista y comparar productos o servicios, así como solicitar comprobante de venta o factura y reservar con anticipación hospedaje y transportación para evitar contratiempos.

La Procuraduría invitó a denunciar cualquier abuso por parte de algún proveedor en el Teléfono del Consumidor 5568-8722 para el Distrito Federal y área metropolitana, y 01800-468-8722 para el resto de la República Mexicana.

Por vía Twitter a (@profeco y Facebook a (http://facebook.com/consumidorinteligente) o mediante la aplicación de quejas y denuncias, disponible para teléfonos inteligentes y tabletas en sistema IOS y Android.

MFH