El consumo de categorías como productos de higiene o para el cuidado de la salud se verían afectadas ante la actualización de la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a productos de alto contenido calórico, de acuerdo con analistas consultados.

“Los hogares tendrían que ajustar la canasta de bienes y servicios consumidos, incluso tornarse más defensivos y cuidadosos con su gasto, lo que incluso podría hacer que recorten el consumo destinado a rubros más discrecionales, y no sólo a los alimentos y bebidas sujetos a la legislación propuesta”, aseveró Alejandro Saldaña, economista en jefe en Grupo Financiero Ve por Más.

Para el especialista, el problema es que los hogares mexicanos están conformados por consumidores que no están dispuestos a modificar sus preferencias o, en su defecto, no encuentran productos sustitutos cercanos a los productos a los que se les han aplicado impuestos.

No existen otros productos que les permitan conseguir una aportación calórica como lo hacen este tipo de productos, de acuerdo con Amín Vera, director de análisis económico en Black Wallstreet Capital.

“Las personas no toman refresco o no dejan de beberlo porque les falte información, en México, se consume refresco porque no se tiene otra opción para conseguir ese número de calorías (...) que son vacías ya que se queman en el transcurso del día y luego aparece la diabetes, pero no hay un sustituto”, indicó.

Aunque no pronosticó una medida, el analista afirmó que no sería extraño observar un impacto en los ingresos de empresas como Kimberly-clark y Procter & Gamble, que cuentan con amplios portafolios de productos de higiene y cuidado personal.

“Recordemos que en el primer año se aplicó un IEPS de 1.0 peso por litro a bebidas saborizadas. Derivado de que los consumidores tenían pocas opciones para sustituir el consumo de esos productos, fueron ellos los que terminaron pagando una proporción relevante del impuesto”, mencionó el especialista de Ve por Más.

En su primer año de operación, la ley del IEPS al consumo establecía el cobro de 1 peso por cada litro de bebidas azucaradas y se planteó la actualización de la cuota hasta que se acumulara un incremento de 10% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor; mientras que los alimentos con alto contenido calórico debían pagar 8% de su valor.

El Paquete Económico 2020 propuso que la cuota del IEPS a bebidas saborizadas modifique la actualización por inflación de forma anual, con lo que se esperaría un alza para el próximo año de 1.2705 pesos por litro.

De manera acumulada, la industria alimentaria reportó una aportación de 3.6% al PIB nacional y de 21.2% al producto manufacturero al cierre del año pasado, según datos del Inegi.

La industria de bebidas y alimentos con alto contenido calórico generó cerca de 532,003 millones de pesos al segundo trimestre del año, de acuerdo con el reporte del Inegi; además de crear 1.6 millones de empleos, según informó el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo en una tarjeta informativa.

Mantienen tendencia: ANPRAC

Ventas de refresco suben 1% a julio

A julio de este año, la venta de bebidas azucaradas en el país creció 1% a 15.4 miles de millones de litros, con lo que tuvo un crecimiento similar al del año pasado, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística.

Para la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) esta cifra es además “consistente al comportamiento de los últimos seis años, con una tasa promedio de 1.1% anual”.

Afirmó que en este periodo “el aumento de precios a los refrescos fue casi el doble que la inflación total del país, sin que su consumo disminuyera a largo plazo”.

“Los efectos regresivos del IEPS a refrescos se siguen reflejando en los sectores más pobres del país, ya que son quienes han pagado y sostenido la mayor parte de esta medida impositiva”, dijo en un comunicado.

La ANPRAC refirió también que a partir de análisis hechos por el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social, “la población de ingresos bajos ha pagado 57% de lo recaudado por el IEPS a bebidas saborizadas”.

“Hoy trabajamos alineados a la meta de crecimiento de 4% establecida por el presidente, impulsando el desarrollo de nuestra cadena de valor y una inversión de 1,300 millones de pesos anuales”, afirmó la asociación.

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020 plantea la actualización de la cuota del IEPS a bebidas saborizadas a 1.27 pesos por litro, desde 1.17 vigente. (Redacción)

[email protected]