En el tercer trimestre de este año, el Índice Global de Productividad Laboral de la Economía con base en horas trabajadas ligó cinco trimestres consecutivos en contracción. Entre julio y septiembre, el indicador cayó 1.8% respecto a mismo periodo del 2018.

Fue en el tercer trimestre del 2018 cuando el indicador comenzó a caer en sus variaciones anuales.

En su comparación con el trimestre anterior, se recuperó ligeramente, al mostrar un aumento de 0.2%, con cifras ajustadas por estacionalidad, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Esto, agregó, luego de haber retrocedido 1.5% en el periodo abril-junio del 2019, la mayor caída en tres años, informó el organismo en su reporte de Indicadores de Productividad Laboral y del Costo Unitario de la Mano de Obra.

Por grupos de actividad económica, refirió, la productividad laboral en las actividades primarias creció 2.2%, en las secundarias subió 0.8% y las terciarias descendieron 0.2% en el lapso de un trimestre.

Respecto al sector de actividad y con series desestacionalizadas, en el trimestre julio-septiembre, la productividad laboral con base en horas trabajadas creció 0.1% en los establecimientos manufactureros y retrocedió 3.1% en las empresas constructoras en relación con el trimestre previo.

El instituto señaló que la productividad laboral incrementó 1.1% en las empresas de servicios privados no financieros, en las de comercio al mayoreo bajó 0.3% y en las de comercio al por menor se mantuvo sin variación.