La petrolera estatal mexicana Pemex dijo este lunes que la producción de crudo de la empresa cerraría el año en un millón 778,000 barriles por día (bpd) y que en enero del próximo año se elevaría a un millón 819,000 millones de bpd, ayudada por la entrada en producción de nuevos pozos.

El gobierno mexicano busca elevar la producción de crudo de país a entre 2.4 y 2.6 millones de bpd hacia el final de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador en 2024.

El director de Pemex, Octavio Romero, dijo que en diciembre entrarán en producción varios pozos en algunos de los 20 campos en los que Pemex ha concentrado sus esfuerzos para elevar el bombeo de crudo y que en enero operarán otros.

Esta es la perspectiva que estamos viendo", dijo el funcionario en la conferencia de prensa matutina de López Obrador. "El esfuerzo implicó revertir la tendencia de caída, estabilizar y el ligero repunte", añadió.

A octubre, Pemex ha producido un promedio de un millón 657,000 de bpd, frente al millón 802,000 millones de bpd que produjo en promedio en 2018.

Pemex, con una deuda financiera que ronda los 100,000 millones de dólares y está bajo la observación de las calificadoras de riego, tiene problemas para elevar la producción de hidrocarburos, pero asegura haber detenido su declive y estabilizarla, aunque aún está muy lejos del máximo de 3.4 millones de bpd visto en 2004.

erp