Para 2018 se pronostica una generación mayor a los 12,026 millones de litros de leche,  que representa 1.85% mayor a la producción que se registró en 2017.

Así lo dio a conocer la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), en el marco del día de la Leche, la cual “continúa la tendencia de crecimiento en nuestro país”.

Según estimaciones de la Coordinación General de Ganadería de la dependencia, la producción este año, se incrementará 1.85% en comparación con 2017, año en el que se produjeron, en todo el territorio nacional, 11,808 millones de litros de leche.

Las entidades con mayor producción del lácteo son Jalisco, Coahuila, Durango, Chihuahua, Guanajuato, Veracruz, Puebla, México, Aguascalientes y Chiapas, entre otros.

Dentro de la cadena de la leche, en el eslabón de la industrialización, existen 130 empresas formales que procesan el 86% de la producción nacional, con un personal ocupado de 42,000 personas, además de un sinnúmero de pequeñas empresas familiares, con un valor mayor a 380,000 millones de pesos.

De esta forma, en México se cuenta con un hato de bovino lechero de aproximadamente 2.49 millones de cabezas y más de 300,000 pequeños y medianos productores del lácteo.

La leche de bovino es el tercer producto pecuario en importancia económica, con el 17.22% ciento del valor nacional, sólo por detrás de la carne de bovino (30%) y la carne de ave (23%).

Esta rama pecuaria genera más de 200,000 empleos directos, permanentes y remunerados, por lo que con la producción nacional y las importaciones, el consumo nacional es de 134 litros per cápita.

abr