México produjo 301,426 vehículos ligeros durante septiembre pasado, una disminución de 5.5% con respecto a igual mes del 2019, impulsada principalmente por la caída de 98% en el ensamble de Ford. Se trata de la segunda caída tras la reapertura de actividades por la pandemia del Covid-19, de acuerdo con datos divulgados ayer 6 de octubre, por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

La exportación de autos sumó en septiembre 14 meses de caídas consecutivas, al mostrar una disminución de 13% durante el noveno mes del año, con el envío de 247,126 unidades.

De acuerdo con el reporte automotor elaborado por el Inegi, las exportaciones de autos manufacturados en México con destino a Estados Unidos mostraron un descenso de 16% en septiembre, para quedar en 201,637 autos.

La industria automotriz enfrenta una crisis de menor demanda mundial e interna, lo que ha rezagado su recuperación tras el cierre de las actividades durante marzo a mayo por la pandemia del Covid-19.

Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), mencionó que, a paso lento, la industria regresa a los niveles previos de la crisis de la pandemia, pues su uso de capacidad promedia 81.5% en el total de las plantas, cifra que es cercana a la media observada el año pasado, que fue de 85.1 por ciento.

Esto es resultado de que seis de las 12 marcas automotrices que ensamblan en México presentaron crecimiento en su producción, entre las que destacan las marcas europeas y algunas asiáticas.

En general, el comportamiento de la producción en México se encamina a una ruta de recuperación, con excepción de Ford que tuvo una “drástica” caída tras haber dejado de producir su modelo Fusion en nuestro país, mientras se prepara para producir su nueva SUV Bronco Sport.

Acorde con la demanda del exterior, la producción de las SUV en México sigue en ascenso y ahora, es el segmento que más se ensambla en el país.

Frente a este panorama, la AMIA mejoró su pronóstico para la producción y exportación de autos este año. En agosto pasado Fausto Cuevas pronosticó una caída de entre 27% y 30% respecto a 2019, ahora se ubica en 27% para ambos.

“Esperamos que el nivel de producción y exportación, la perspectiva es que estén por debajo de 2019, entre 24 y 28% menos”, dijo.

Mercado externo se reactiva

De acuerdo con la AMIA, Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) es el mercado con mayor dinamismo para las exportaciones mexicanas al absorber 87.9% de las unidades manufacturadas en México; seguido por Europa con el 6%, y el 4.1% de las exportaciones tuvieron como destino a Latinoamérica.

De enero a septiembre, la industria automotriz exportó 1 millón 779,253 unidades, lo que significó una caída de 31.1% respecto al mismo periodo del 2019, que se traduce en 804,518 autos ligeros menos.

En dicho lapso, los envíos del mercado estadounidense disminuyeron 28.7% respecto a enero a septiembre del 2019, las exportaciones a Canadá cayeron 37.7%, a Alemania redujeron 26.9% y Colombia 33.8 por ciento.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx