De las negociaciones laborales, 98% es de las empresas privadas, mientras que las públicas han realizado 1.1%, y cuyo promedio de incremento al salario es de 5.5% para las primeras y 3.5% para los trabajadores de la administración pública paraestatal, revelan datos del mes de mayo de la Dirección General de Investigación y Estadísticas del Trabajo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

De acuerdo con el reporte de la STPS, las negociaciones de privados superan por dos puntos porcentuales a la que han acordado los trabajadores al servicio del Estado.

Entre los sectores que registraron el mayor número de revisiones destacaron las industrias manufactureras; los servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación; el de transportes, correos y almacenamiento; el comercio que en conjunto agruparon 91.6% de las negociaciones. Asimismo, 80.1% de los trabajadores involucrados laboró en tres sectores: generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (89,429), industrias manufactureras (62,060) e información en medios masivos (28,675).

Los incrementos salariales más altos se presentaron en el sector de servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos de y servicios de remediación (7.0%), la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza (6.7%), los servicios financieros y de seguros (6.3%), el sector de la minería (6.1%) y las industrias manufactureras (6.0 por ciento).

En el mes de referencia, los mayores incrementos salariales se registraron en el subsector de las industrias alimentaria (6.7%).

pmartinez@eleconomista.com.mx