El empresario y ex dueño de Avianca, Germán Efromovich, quien fue detenido la semana pasada por presuntos actos de corrupción, señaló que la investigación enmarcada en el caso Lava Jato es “una historia armada” y se declaró inocente, por lo que, aseguró, sus planes de volver a Avianca siguen en pie, pues buscan invertir en la capitalización de la empresa en proceso de reorganización.

“Nosotros operamos dos astilleros de construcción de navíos en Brasil. Hace 12 años se hicieron dos contratos con la compañía Transpetro, subsidiaria de Petrobras, que fueron ganados en licitación pública abierta. Insisto en esto porque es un modelo en el que todo el proceso es muy transparente. Hay una precalificación jurídica, luego precalificación técnica. Ganamos la licitación e hicimos cuatro embarcaciones. Hace cinco años, sobre esos mismos contratos, demandamos a Transpetro. La investigación no tiene sentido”, señaló el empresario. “Los documentos hablan por sí solos y esto se tiene que caer por gravedad, por su propio peso”.

Efromovich, nacido en Bolivia, enfatizó que no hay ningún motivo para suspender ningún negocio ni nada. “Alitalia no la quieren vender, la quieren nacionalizar. Si abren para la venta, los inversionistas que están conmigo tienen interés de hacerlo y nosotros continuaríamos con el proceso. Nuestros inversionistas y nosotros vamos a participar en la financiación para la re capitalización de Avianca. No voy a abandonar el trabajo que comencé en 2004”, destacó el empresario.

“Ellos (los abogados de Avianca) van a mandar la información y nosotros vamos a analizarla. En función de eso vamos a hacerle una oferta de inversión en su proceso de reorganización. Todavía no sabemos cuánto dinero se invertiría. La intención es volver a hacer lo que hice en 2004, cuando la aerolínea estaba en capítulo 11”.