Las primeras inversiones que aterrizarán al sur-sureste de México provienen del sector agroalimentario: para el proyecto de la cuenca lechera en Tabasco se destinarán 50 millones de dólares iniciales; mientras otra fuerte cantidad será invertida por grandes empresas importadoras de granos de maíz para la sustitución del insumo, informó Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

En Tabasco, empresas lecheras como Danone y Lala buscan desarrollar la cuenca lechera como la zona de la Laguna en el norte del país, para que la región sea autosuficiente. En el proyecto se pretende invertir 50 millones de dólares en el primer año hasta completar 2,000 millones de dólares en los próximos cinco años.

Entrevistado posterior al anuncio del llamado “Pacto Oaxaca”, el presidente del CNA informó que el sector agroalimentario ya trabaja con la oficina de Alfonso Romo para la agenda del desarrollo económico y el empleo; "queremos hacer autosuficiente al país en granos", detalló.

Sobre este tema dijo que en el sur se opera con todas las empresas como Cargill, Sukarne, entre otros importadores de granos están trabajando en equipo para fomentar la producción en el sur.

De lo que se trata es que esas empresas aporten semillas certificadas, con fertilización, con seguros y densidad de siembras puedan ser los futuros compradores de ese plan, el se presentará al Presidente Andrés López Obrador en octubre y empezará para en febrero del 2020 las siembras para las oleaginosas y granos de empresa socias del CNA.

El CNA opera con las importadoras de maíz de Estados Unidos que destinarán una parte importante de sus compras a la nuevas sociedades público privadas, porque también participa el gobierno.

“Ya estuvimos con Romo y el Secretario de Agricultura y en el primer ciclo se van a sustituir 2 millones de toneladas, estamos importando 18 millones de toneladas. En estas zonas de pobreza pasar de 1.5 toneladas a 3 toneladas es avance”, resaltó De la Vega.

“Queremos ser autosuficientes y el campo está dispuesto a cooperar, pero se requiere de seguridad, estabilidad macroeconómica, y sobretodo presupuesto federal, con el reto de que se fortalezca Senasica”.