Las entradas totales de personas a México ya se disminuían desde antes de la llegada del primer caso de la nueva cepa de coronavirus Covid-19 al país.

Durante febrero del 2020 las entradas totales de visitantes al país cayeron 3.1% en comparación con el flujo registrado el mes previo, de acuerdo con las cifras de las Encuestas de Viajeros Internacionales del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía). 

Llegaron al país 8 millones 161,900 pasajeros por avión o auto, mientras que en el mes previo las llegadas ascendieron a 8 millones 420,905.

Del total de llegadas a México, incluyendo por vía terrestre y aérea, el 46% fue de turistas internacionales y el 54% restante fueron entradas de excursionistas internacionales. 

Esta reducción en el flujo de entradas al país de gente que proviene del extranjero puede responder, por un lado, a la reducción de los viajes a escala internacional por el avance de la pandemia del Covid-19. Esto ligado al término del periodo vacacional de diciembre-enero. 

En febrero del 2020 se registró un total de 3 millones 770,836 llegadas de turistas extranjeros, poco más de dos millones de ellos se alojaron en el país al menos una noche por motivos vacaciones, de trabajo o visita a familiares mientras que el poco más de un millón y medio restante se mantuvo en el país sin alejarse de la frontera por la que ingresó. 

En contraparte, las salidas del país al exterior sí registraron un aumento importante sólo de enero a febrero, en este lapso el flujo de salidas incrementó 28.5%, el total de salidas en este segundo mes del año fue de 1 millón 992,663 personas mientras que en enero fue de 1 millón 550,434. 

El ingreso de divisas por concepto de turismo internacional también incrementó ligeramente en este lapso, en total entraron al país 2,168.7 millones de dólares por este rubro, lo que implicó un 4.4% más que el mes previo (2,076.5 millones de dólares).

Es importante destacar que del ingreso total por turismo internacional cerca del 95% lo ejercen los turistas de internación, es decir, los que ingresan a México con propósitos vacacionales, de trabajo o visitas personales y se alojan en establecimientos o viviendas alejadas de las fronteras. 

A pesar de la ligera contracción del flujo de entradas al país durante febrero, a escala global muchos países ya han cerrado sus fronteras o mantienen controles muy estrictos de los vuelos internos e internacionales que llegan y salen. El sector turístico y las aerolíneas son de los más golpeados por la emergencia sanitaria global, se espera un impacto importante en el total de ingresos monetarios y flujos de personas por concepto de turismo durante los próximos meses.