El apagón de la tecnología 2G incentivaría la adopción de Internet en México para pasar de una penetración que ronda 65% de la población para llegar a cuando menos 80% en un “tiempo corto”.

El apagón de la tecnología 2G, con el cual se busca promover la inclusión digital, es una de las 121 propuestas que la industria de las telecomunicaciones plantea a los candidatos a la Presidencia en la Agenda Digital Nacional 2018.

De acuerdo con Miguel Calderón, vicepresidente de Telecomunicaciones de la Canieti, se calcula que hay cuando menos 30 millones de personas con teléfonos con tecnología 2G; sin embargo, “estamos en un mundo de datos, y con 2G es muy limitado este servicio”.

Mencionó que la penetración de Internet ronda 65%, pero si se hace la migración a tecnología 3G y 4G “podríamos llegar a 80% en un tiempo corto, la gente podría tener acceso a banda ancha”.

Mario de la Cruz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), dijo que la transición de tecnología, la eliminación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a las telecomunicaciones y dejar de ver al espectro como un elemento recaudatorio y reducir los costos de éste son algunos de los temas que requiere la industria para seguir creciendo, con beneficios directos a los usuarios.

En el marco de la presentación de dicha agenda, Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit (The CIU), destacó que, si no se tiene una agenda digital, se pierde crecimiento económico, “por cada 10% más en conectividad es casi 1% de crecimiento macroeconómico del PIB”. Según datos de Telconomía, el 2017 finalizó con aproximadamente 115.2 millones de líneas celulares en México, de las cuales, alrededor de 24% utiliza la tecnología 2G. Para este año, prevé que la base de usuarios 2G esté por debajo de 15 por ciento.

 

AFECTAN ALTOS COSTOS

Miguel Calderón, vicepresidente de Telecomunicaciones de la Canieti y vocero de Telefónica Movistar México, acusó que el alto costo de espectro en México y los derechos que se tienen que pagar por éste inciden en que las empresas del sector no hagan más inversiones y tampoco haya mayor baja de precios. Dio como referencia que a partir de la reforma los precios de los servicios de telecomunicaciones han caído 40%, pero el costo del espectro ha subido 20 por ciento. “Del año pasado para acá, subió el costo del espectro 6 por ciento. Además, 85% del costo del espectro está fijado con base en la inflación, pero los precios están bajando”. Otra de las medidas que plantea la Agenda Digital 2018 es la revisión del marco regulatorio para eliminar cargas innecesarias como el IEPS.

cjescalona@eleconomista.com.mx