La compañía de mensajería FedEx manifestó optimismo sobre el desarrollo de sus operaciones en América Latina y el Caribe, pese al debilitamiento de la economía mundial, y afirmó que su negocio en la región continúa creciendo.

Estoy optimista en las continuas oportunidades en Latinoamérica (...) los resultados son bastante consistentes , señaló a Notimex el presidente regional de la compañía para la división de América Latina y el Caribe, Juan Cento, aunque sin citar cifras de crecimiento.

En un encuentro con periodistas, Cento destacó que a pesar de la desaceleración de la economía global en los años recientes, la región experimentó un crecimiento del 4.3% en 2011, lo que sigue haciendo favorable su expansión.

Pese a que la región representa sólo el 7% del negocio global de la empresa, Cento insistió en que ese mercado presenta una de las mejores oportunidades de desarrollo , encabezado por países como México, Brasil, Colombia, Perú y Panamá.

FedEx anunció por separado que logró un beneficio a nivel global de 459 millones de dólares en el primer trimestre de su año fiscal 2013, 1% menos que en el mismo periodo del año anterior.

La empresa atribuyó la baja a la crisis de la economía mundial y redujo sus previsiones de beneficios para el final de su año fiscal, que concluye el 31 de mayo próximo

empresas@eleconomista.com.mx