Gobierno de Trump quiere que 30% del contenido regional de los autos sólo pueda fabricarse en las zonas de América del Norte con altos salarios automotores; México no podría cumplir con ese porcentaje por sus bajos salarios.

Tomando en cuenta la propuesta estadounidense, México quedaría excluido de producir el equivalente a 30% del valor de un auto, por pagar salarios más bajos del umbral establecido (15 dólares por hora).