Los legisladores estadounidenses Elijah Cummings y Henry Waxman divulgaron el jueves documentos que parecen demostrar que Michael Duke, presidente ejecutivo de Walmart Internacional, fue informado en el 2005 de que en México la empresa realizó una derrama de sobornos para instalarse en Teotihuacán, lo que involucra a representantes del Partido Revolucionario Institucional, el Partido de la Revolución Democrática y el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Los congresistas adujeron que Duke mintió y que sí estaba enterado de que funcionarios mexicanos y partidistas serían sobornados.

En respuesta, Walmart de Estados Unidos minimizó a través de un comunicado las declaraciones de los legisladores, externando que la información no es nueva y que está dentro de la investigación en curso.

Hemos proporcionado una amplia documentación al Departamento de Justicia y a la Comisión de Bolsa y Valores, incluyendo los documentos dados a conocer ayer, en el marco de nuestra cooperación permanente con las agencias policiales apropiadas al respecto , precisó.

La minorista indicó que darán a los miembros del Congreso toda la información necesaria en pro de la indagatoria.

edmundo.sanchez@eleconomista.mx