El diputado de Morena Manuel Rodríguez González presentó la iniciativa de una nueva Ley de Planeación Energética para la Continuidad Homogénea del Sector en la que proyecta que se llegará a una matriz energética compuesta en 35.09% por energía limpia al concluir el presente sexenio, para que a partir de entonces se desarrolle un incremento anual de 7% en la generación limpia y de 2% en generación de electricidad mediante fuentes convencionales, además de una extracción de 2.6 millones de barriles de crudo con un aumento anual de 8% a partir de entonces.

La ley establece también que se creará un comité compuesto por los titulares de Energía, Hacienda, Economía y los reguladores del sector junto con cinco comisionados independientes que durarán tres años en el cargo y revisarán los avances del plan para el desarrollo del sector que estará obligado a presentarles el Ejecutivo.

Así, se buscará que la planeación energética mantenga continuidad en el largo plazo para que no se modifique cada sexenio, como ha ocurrido hasta ahora. Por ello, el comité se conformaría seis meses antes de que concluya la presente administración para revisar que los indicadores proyectados se hayan cumplido o se ajusten.

La ley fue presentada en el pleno de la Cámara Baja y turnada a comisiones, para ser discutida y aprobada en el pleno lo antes posible y que pueda turnarse al Senado, que también tiene mayoría de Morena, para así ser promulgada en las siguientes semanas aunque entraría en hasta el 2024, según sus transitorios.

Otras de las métricas planteadas son: una extracción de 3,500 millones de pies cúbicos diarios al concluir el sexenio (que resulta por debajo de lo que se extrae actualmente) para continuar con incrementos anuales de 12%; la relación reserva-producción o años que quedan de extracción de hidrocarburos a los niveles de explotación vigentes, deberá ser de 10 años para las reservas probadas, de 20 para las probadas más probables o 2P y de 30 años para las 3P a las que se añaden las posibles. El diputado detalló además a El Economista la importancia de crear una base de contenido nacional y desarrollo a la industria nacional particularmente en materia petrolera.

El analista del sector energético, Ramsés Pech, explicó que de aprobarse esta ley de continuidad, los potenciales inversionistas tendrán certidumbre sobre las metas que el país se ha impuesto en todos los subsectores de la energía, con lo que se podrá enfrentar situaciones de contingencia.

[email protected]