Ante el creciente contrabando y triangulación de mercancía, el gobierno federal presentará, en breve, los nuevos candados de fiscalización para la industria maquiladora de exportación.

Lo anterior permitirá un mejor control de las importaciones, simplificación de burocracia y sobre todo certidumbre jurídica a las empresas dedicadas al comercio exterior, incluyendo a sus proveedores, dijo César Hernández Ochoa, director general de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

El funcionario precisó que las reformas al decreto para el Fomento y Operación de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX) propuestas por las secretarías de Hacienda y la de Economía, tienen el reto de fortalecer la fiscalización de los programas maquiladores y dar mayores facilidades de operación de empresas certificadas de bajo riesgo.

Se han detectado redes de empresas coludidas para transferirse grandes cantidades de acero (miles de toneladas), a través de programas IMMEX, sin que se hayan encontrado físicamente esas mercancías, con el consecuente perjuicio al fisco federal, apremian al gobierno federal para que tome medidas urgentes y asertivas , refiere el anteproyecto de decreto revisado en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).

El IMMEX beneficia alrededor de 6,300 empresas enfocadas al comercio exterior, sin embargo, el esquema tradicional es cada vez menos relevante, la manufactura actual incluye procesos que se desvían de los esquemas de importaciones temporales, expresó.

Hemos trabajado (Economía) de la mano con Hacienda sobre la definición de maquila de exportación, y este artículo tenía preocupados a los industriales de que se afectara a la proveeduría nacional, se trabaja para quitar ruido... No queremos afectar a la proveeduría nacional , especificó.

Inquietudes

Desde principios de año, el proyecto de la industria manufacturera es revisado por la Cofemer, ya que si bien se pretende mejorar la regulación de sectores sensibles como el del acero, así como simplificar trámites de operación de las empresas y sosegar abusos fiscales; también podría frenar la competitividad de las maquiladoras al elevar costos, determinó la Cofemer en su dictamen.

El programa de maquila vigente le da a la empresa la oportunidad de importar insumos temporalmente sin pagar IVA, y de poderlos exportar sin pagar arancel, así como de lograr incentivos fiscales.

lgonzalez@eleconomista.com.mx