A un año del ejercicio de consulta ciudadana que dio pie a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en Texcoco, una mayoría de ciudadanos declara estar complacida con el proyecto que tomó su lugar: la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, el reacondicionamiento del AICM y la utilización del Aeropuerto Internacional de Toluca.

Más de 50% de los ciudadanos encuestados considera que el proyecto de Santa Lucía debe continuar —luego de meses de retraso en la obra por obstáculos legales.

 

Los ciudadanos atribuyen varias virtudes al nuevo proyecto como que es más barato, su construcción será más rápida y será más beneficioso para el desarrollo económico.

Llama también la atención la inclinación de la mayoría por delegar en el presidente de la República (auxiliado por expertos) la decisión sobre el proyecto antes de someterla a una consulta ciudadana.