En julio terminó la racha de tres meses de caídas en el precio de la gasolina regular, luego de que en comparación con junio presentó un incrementó de 0.36%, o 7 centavos, en el promedio mensual, para situarse en 19.40 pesos por litro, según el último reporte de la Comisión Reguladora de Energía.

Lo anterior significa que en un año esta gasolina que utiliza 85% de la población ha tenido un aumento en el precio de 5.3%, con lo que costó 1.34 pesos por litro más que en julio del 2018.

Asimismo, la gasolina Premium con más de 87 octanos costó en el promedio nacional del séptimo mes del año 20.97 pesos por litro, con un aumento de 0.08%, o 2 centavos por litro en un mes. La gasolina Premium se había mantenido en el mismo nivel de precio promedio los dos meses anteriores. En un año, su precio ha aumentado 5.2%, que son 1.40 pesos por litro adicionales.

El precio del diésel tuvo el mayor aumento en un mes, al incrementarse 0.41%, o 9 centavos por litro, para llegar a 21.13 pesos por litro en el promedio de julio. Lo anterior significa que este combustible del que se importa más de 56% del consumo tuvo un aumento de 8.45% en el precio en un año, con lo que costó 2.01 pesos por litro más que el promedio nacional del mes de julio del 2018.

Y es que, de igual manera, tras haber caído en más de 14% entre abril y junio, los precios spot de los combustibles en el mercado de la costa del golfo estadounidense que México toma como referencia comenzaron a elevarse en el séptimo mes del año, para llegar a 1.852 dólares por galón (alrededor de 9.5 pesos por litro), con un incremento de 7.5% en un mes.

Gracias a estos incrementos, la Secretaría de Hacienda tuvo que elevar de 18.3 a 25.9% del IEPS el porcentaje del estímulo fiscal que aportó a los usuarios de gasolina regular en el promedio mensual, con lo que el estímulo fiscal promedio del mes fue de 1.25 pesos por litro, con lo que los usuarios pagaron 3.56 pesos por litro como cuota disminuida del IEPS.

Mientras tanto, para la gasolina Premium el estímulo pasó de prácticamente cero (0.19%) en junio, a 7.29% del IEPS en julio, con lo que el estímulo fiscal fue de 30 centavos por litro en el promedio mensual y la cuota disminuida del IEPS fue de 3.76 pesos por litro.

Aunque en el caso del diésel, el estímulo que llegó a su máximo del año con 30% del IEPS mayo, el porcentaje bajó 0.32 puntos porcentuales en un mes, para situarse en 16.26% del IEPS en julio, con un estímulo de 0.86 pesos por litro y una cuota disminuida de 4.42 pesos por litro del IEPS.

Por regiones

La entidad con precios más altos de la gasolina regular en el séptimo mes del año fue Baja California Sur, con un promedio de 20.56 pesos por litro, seguida por Jalisco, con un precio promedio de 20.53 pesos por litro, mientras que la Ciudad de México ocupó el tercer sitio, con un precio promedio de 20.47 pesos por litro. Estas tres entidades ocuparon los primeros tres sitios del precio más alto en el mes anterior.

En el caso de la gasolina Premium, Sinaloa tuvo los precios más altos en julio, ya que según los permisionarios se llegó a un promedio de 22.30 pesos por litro. En Nayarit, el precio promedio fue de 22.07 pesos por litro, mientras que en Baja California Sur tuvo un precio de 21.79 pesos por litro.

Finalmente, el precio más alto del diésel se ubicó en Baja California Sur, donde en el promedio de julio costó 21.84 pesos por litro, seguido de Sinaloa, con un precio de 21.76 pesos por litro, y Oaxaca, con un precio de 21.60 pesos por litro de este combustible.

[email protected]