Moody’s Investors Service estimó que la revocación de la multa de 925 millones de dólares que había sido impuesta a Telcel por parte de la Comisión Federal de Competencia (CFC) es un factor crediticio positivo para la industria de telecomunicaciones.

La calificadora consideró que la condonación de la multa de casi mil millones de dólares contra Telcel, el brazo inalámbrico de América Móvil, es un factor crediticio positivo para la industria mexicana de las telecomunicaciones, con lo cual se elimina la incertidumbre en torno a las tarifas de interconexión .

A cambio, Telcel se desistirá de su apelación en contra de las tarifas más bajas de acceso a redes inalámbricas que ordenó la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) para acceso a su red inalámbrica, agregó la calificadora en un reporte.

La vicepresidenta y analista senior del Grupo de Finanzas Corporativas de Moody’s de México, Nymia Almeida, opinó que esto es positivo, ya que libera a Telcel de una fuerte multa y esclarece las tarifas de interconexión.

Aun así, esta acción resalta el riesgo regulatorio que existe en el país y deja a América Móvil, el participante dominante de las telecomunicaciones en México, expuesta a acciones regulatorias adicionales que pudieran afectar negativamente sus ingresos y utilidades , precisó.

Moody’s recordó que la Cofetel, el regulador de telecomunicaciones en México, comenzó a reducir las tarifas de interconexión en mayo de 2011 a 39 centavos mexicanos por minuto (alrededor de tres centavos estadounidenses) de 95 centavos.

Esta acción generó un alivio en tarifas para las compañías telefónicas más pequeñas como Alestra (B1 negativa), Axtel (Caa1 negativa) y Maxcom (Caa1 negativa), para las cuales las tarifas de acceso a redes inalámbricas representaban cerca de 15 por ciento de sus costos, indicó.

En abril de 2011, la CFC estableció una multa de casi mil millones de pesos contra Telcel para penalizar a la compañía por supuestas prácticas monopólicas en relación a sus tarifas de interconexión, mencionó la calificadora.

klm