La Casa Blanca anunció que podría haber "excepciones" para México y Canadá en la aplicación de tarifas sobre las importaciones al acero y aluminio que anuncio el presidente estadounidense, Donald Trump la semana pasada y que encendieron las alertas sobre una posible guerra comercial.

La razón que se informó por el momento seria por cuestiones de seguridad nacional.

"Esperamos que el presidente firme algo antes de que termine la semana y hay posibles exclusiones para México y Canadá por seguridad nacional, y posiblemente de otros países por lo mismo", dijo este miércoles la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, a periodistas, quien añadió que esas exenciones podrían extenderse "potencialmente a otros países".

Poco más temprano el primer ministro canadiense, Justin Trudeau dijo que Trump dejó en claro en una conversación telefónica que está enfocado en lograr avances en el TLCAN y que, si logra un buen acuerdo, no habrá necesidad de imponer aranceles al acero y al aluminio de Canadá.

Trudeau declinó decir si su país tomará medidas de represalia si Estados Unidos impone dichos aranceles, y agregó que Canadá sabe por experiencia que "debe esperar y ver lo que este presidente hace" antes de reaccionar a comunicados.

La apertura a una posible exención en el tema es un cambio en el plan presentado por la Casa Blanca hace unos días, cuando anunció la imposición de un arancel de 25% a las importaciones de acero y de 10% al aluminio, sin excepciones de países.

Sanders dijo que Trump finalizará el plan de los aranceles a finales de esta semana. La propuesta ha generado preocupación entre aliados comerciales de Estados Unidos, republicanos que defienden el libre comercio y la comunidad empresarial.

Horas antes el miércoles, dos secretarios de Trump indicaron que Canadá y México podrían quedar exentos de los nuevos aranceles.

"El presidente indicó que si podemos llegar a un acuerdo con Canadá y México, ellos estarán exentos. No es inconcebible que otros puedan ser eximidos sobre una base similar", dijo el secretario estadounidense de Comercio Wilbur Ross a los reporteros. Momentos antes, en la cadena CNBC dijo que el mandatario ha "mostrado un grado de flexibilidad".

En tanto, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin dijo que el gobierno "definitivamente va a recurrir" a los aranceles parejos que Trump busca, de 25% a las importaciones de acero y de 10% al aluminio. "Pero, nuevamente, habrá un mecanismo donde, hasta cierto punto, el mandatario quiere ofrecer exenciones, el mandatario puede hacer eso", dijo Mnuchin en Fox Business.

(Con información de AP y Reuters)