Aspectos como acelerar la generación de empleo, aplicar nuevas formas de contratación y eliminar a las empresas de outsourcing que incumplen con la ley, aún no se han cumplido con la reforma que se realizó hace dos años a la Ley Federal del Trabajo, lo que hace indispensable su revisión, estimaron especialistas de recursos humanos, abogados laborales y líderes sindicales.

Cabe recordar que parte de las expectativas que presentó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) era que se crearan 400,000 empleos formales adicionales a los 650,000 que se generan cada año, meta que no se ha cumplido: en el 2013 la creación fue de 553,165 puestos de trabajo y en el 2014 se espera cierre en 700,000.

Incluir en la Ley Federal del Trabajo a la subcontratación como una práctica útil y flexible para las empresas y los trabajadores fue un avance, pero que causó incertidumbre porque las empresas no tuvieron la suficiente certeza de contratar servicios de outsourcing. Se impusieron requisitos que prácticamente ponían en duda la viabilidad de la subcontratación, y pese a que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje estableció unos criterios para la interpretación de la ley, aún no está perfectamente definido y claro, es aquí en donde se tiene que dar una nueva revisión , estimó Irma Flores, directora de la firma de capital humano Red Ring.

Asimismo, Ricardo Martínez, abogado laboral, estimó que si bien se han realizado inspecciones, hasta ahora no existe una disminución de las empresas de outsourcing consideradas como colesterol malo .

La reforma laboral no ha funcionado. El empleo que se ha generado es el de bajo valor. Podemos ver una mayor precarización del empleo. No se han dado cambios sustanciales en el mercado laboral y el sector informal permanece casi en la misma proporción , estimó Alfonso Bouzas, especialista laboral de la UNAM.

Francisco Hernández Juárez, secretario general del Sindicato de Telefonistas, comentó que no sólo tendrían que revisarse aspectos de la reforma laboral que no funcionan; también es indispensable verificar aspectos de la reforma fiscal que tienen que ver con las prestaciones y la deducibilidad, porque el aguinaldo, el bono de productividad o el fondo de ahorro no pueden ser disminuidos ni afectados .

Cabe resaltar que la STPS anunció en el 2013 que haría un análisis junto con la Organización Internacional del Trabajo y sería a partir de esos resultados como iniciaría un proceso de cambio, mismo que aún no se ha presentado debido a que la OIT aún no concluye el análisis.

Puntos pendientes

A dos años de la reforma laboral, aún hay aspectos que piden revisarse:

  1. Subcontratación (outsourcing): queda ambiguo el tipo de responsabilidad entre empresas.
  2. Revisión de las nuevas formas de contratación: a prueba, capacitación inicial y por tiempo determinado para labores discontinuas.
  3. Los salarios caídos: desde la reforma a la Ley Federal del Trabajo del 2012, se contabilizan distinto, pero no dejan de correr durante todo el tiempo que dure un litigio.
  4. Conciliación en etapas tempranas del proceso, dado que la mayoría de los trabajadores busca su indemnización e incluir castigos inteligentes.
  5. Incluir la transparencia sindical: que cada trabajador tenga derecho a recibir información sobre la administración del patrimonio sindical.
  6. Pago por hora: modalidad en la que se gana en una jornada –ya sea de ocho horas o de una hora– menos de un salario mínimo diario.

pmartinez@eleconomista.com.mx