La política industrial es prioridad para que México pueda generar empleos y abatir el rezago laboral, independiente a la aprobación de reformas estructurales como la pretendida a la Ley Federal del Trabajo, aseguró Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El líder empresarial lamentó que ninguno de los candidatos aspirantes a la presidencia de México contempla la política industrial dentro de sus propuestas para el desarrollo del país, que desde el periodo de Miguel de la Madrid ha estado ausente y ha impactado en detrimento del mercado interno y falta de empleos.

Para este año se prevé una generación de, apenas 497,000 empleos, esto es casi 100,000 menos respecto al 2011 y dos veces menos a la demanda nacional.

En su primera conferencia de prensa como presidente de la Concamin, Funtanet Mange dijo que los industriales podrían cubrir la demanda laboral si existen condiciones y reglas claras establecidas en una política industrial que detone el mercado interno.

Entre las principales demandas que detonarían a la industria se encuentran: permitir mayor inversión privada en infraestructura y sectores claves de la economía como el energético; invertir más en innovación y desarrollo tecnológico; política fiscal eficiente; desarrollo regional y sectorial, estado de derecho, y no decisiones unilaterales como las que ha tomado el gobierno federal en materia de comercio exterior, que lo único que ha propiciado dar entrada a productos de otras naciones, a costillas de los industriales mexicanos , criticó Funtanet Mange.

Los industriales ya entregaron un documento a los cuatro candidatos a la Presidencia de México, que especifica los grandes temas para el desarrollo de la planta productiva nacional, por lo que confían en que en el próximo debate sea integrado dentro de sus propuestas.

Las necesidad de reformas estructurales en los ámbitos fiscal, energético y laboral, el desarrollo de infraestructura e innovación, la vinculación entre academia e industria, apoyos reales para las pequeñas y medianas empresas, así como propiciar igualdad de condiciones para que las empresas mexicanas puedan competir el escenario global, son los grandes retos de la industria nacional , acotó el líder de los industriales.

POPULISMO

El empresario calificó como demagogia la propuesta de la candidata panista, Josefina Vazquez Mota, de eliminar la cuota obrero patronal, si es que gana la elección presidencial del primero de julio próximo, puesto que no tiene fundamentos sobre de dónde provendrán los recursos para tapar ese hueco fiscal.

Además de que la propuesta debería pasar por el consenso tripartita: el gobierno, la clase obrera y los patrones, lo cual sería complicado lograr este tipo de acuerdos, cuando el país no cuenta con suficientes recursos que puedan cubrir subsidios.

Yo no tengo consulta de ninguno de los candidatos presidenciales para pretender quitar las cuotas obrero-patronales… nosotros representamos a los empresarios dentro del Consejo y no lo vemos viable , aclaró el ex presidente del CCE en el Estado de México.

lgonzalez@eleconomista.com.mx