Con los escenarios adversos que enfrenta la planta productiva nacional y los números rojos que arrastra, “ya es hora de tener una política industrial en México” y que dejemos de navegar en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte; se requiere tomar las riendas del mercado interno e implementar acciones justo como las ejecutadas por Estados Unidos, pronunció Francisco Cervantes Díaz, presidente entrante de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin).

Al asumir el cargo como dirigente de los industriales del país, Cervantes demandó una política fiscal de largo plazo con simplificación administrativa, como pieza fundamental del fortalecimiento del mercado interno. “Tenemos que pensar en una industrialización como lo hace Estados Unidos en su política fiscal y administrativa para hacer un espejo, que permita seguir en la competencia y la captación de nuevas inversiones”, expresó en entrevista.

El empresario mexiquense se comprometió a trabajar con las autoridades en turno y el nuevo gobierno, por lo que se insistirá en contar con políticas industriales impulsoras, que incluyan una política fiscal de largo plazo.

[email protected]