Ante la expectativa de que el 2015 será un año complicado , los industriales del país plantearon emprender un nuevo acuerdo en favor del desarrollo del país bajo cinco ejes: un blindaje ante la volatilidad internacional; fortalecimiento del mercado interno; consolidar el proceso reformador; estimular el sector formal y aprovechar las compras de gobierno, así como la inversión.

Francisco Funtanet, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), pugnó por definir en lo inmediato, la estrategia de ajuste a las condiciones imperantes y las herramientas que empleará el país para elevar la eficiencia de las instituciones, hacer valer el estado de derecho, impulsar al mercado interno, mejorar la competitividad y la productividad de nuestra economía.

Las circunstancias que marcan el inicio de 2015 constituyen una oportunidad para realizar revisión crítica, consistente y eficaz del camino andado y las acciones a emprender con el propósito de mejorar el clima para los negocios, mejorar la confianza y percepción de inversionistas y consumidores, removiendo aquellos obstáculos que afectan la productividad, la competitividad y el crecimiento de nuestra economía , refirió el líder industrial.

En su Análisis Pulso Industrial, la Concamin mencionó que durante este año, la economía mundial se moverá entre cuatro fuerzas económicas de gran peso e influencia: la recuperación de la economía estadounidense, el rezago de las economías europea y japonesa, la desaceleración de la actividad económica de China y el impacto de la baja en los precios del petróleo y los commodities sobre los países productores.

Ante ello, la economía mexicana tiene que reaccionar y pasar de la etapa de las grandes reformas estructurales al crecimiento acelerado e incluyente de la actividad económica.

Para el presidente de la Industria nacional, México debe concentrar su labor e instrumentos de política económica, en el fortalecimiento de la estabilidad macroeconómica para asegurar el blindaje necesario para enfrentar la volatilidad de los mercados financieros y su impacto sobre la percepción de los agentes económicos sobre el ambiente para los negocios.

Una tarea primordial es que el gobierno federal refuerce la política industrial para restablecer las cadenas productivas; elevar el contenido nacional en la oferta exportable; acercar el crédito a las Pymes e impulsar la modernización integral de la planta industrial, entre otros.

Las tendencias prevalecientes en las economías más influyentes del orbe, apuntan en direcciones opuestas. Si a ello agregamos el ajuste en el mercado petrolero, su impacto sobre los ingresos y las finanzas de los países exportadores, así como el descenso de los commodities, entonces es posible asegurar que 2015 será un año complicado .

[email protected]

mfh